Y tras la Liga, a por París: el Real Madrid busca otra remontada épica ante el Manchester City en busca de la final de la Champions

Y tras la Liga, a por París: el Real Madrid busca otra remontada épica ante el Manchester City en busca de la final de la Champions

Con el título de Liga ya en el bolsillo y con la resaca por la fiesta del sábado en Cibeles ya totalmente olvidada, el Real Madrid busca redondear su temporada en la Champions, en la que está a tan solo un paso de la final. En el camino a París se interpone el Manchester City (este miércoles la vuelta de semifinales, 21 horas), nada menos, un rival durísimo y que cometió el error de dejar con vida al equipo blanco en el partido de ida. La magia del Bernabéu será clave en el intento de remontada madridista ante un rival clásico, Pep Guardiola.

Parece tener siete vidas el equipo de Carlo Ancelotti. Hasta en tres ocasiones se vio dos goles por debajo en el Etihad, pero logró sobrevivir al chaparrón de juego del City, que fue superior en el partido de ida pero no logró cerrar la eliminatoria. Una genialidad de Vinícius y dos de Karim Benzema dejaron todo abierto tras un partido de época y en ambos tiene gran parte de sus esperanzas depositadas la afición madridista. El galo está considerando, casi unánimemente, el mejor jugador del mundo en la actualidad y lleva la friolera de nueve goles en sus últimos cuatro partidos de Champions.

Se habla mucho del espíritu del equipo blanco, de su resiliencia, de su capacidad para encajar un golpe tras otro para después levantarse. Pero también conviene hablar de su fútbol, el que le ha llevado a ganar la Liga con cuatro jornadas aún por disputarse y a plantarse en las semifinales de la máxima competición continental. El Madrid es capaz de entrar en trance futbolístico y aplastar a su rival cuando logra encontrar el talento de sus mejores jugadores, con Luka Modric y Toni Kroos al mando en el centro y Benzema asociándose con ellos y remachando también.

No llegará al choque David Alaba, sin duda una baja sensible que será cubierta por Nacho, pero sí estará disponible Casemiro, cuya ausencia en el Etihad se notó y mucho, con Kroos desbordado. El brasileño es fundamental para frenar a los medios del City, y la gran duda está en saber si el técnico italiano alineará de nuevo a Rodrygo en la banda derecha o si apostará por cuatro centrocampistas –con Valverde a la derecha–, reservando así al brasileño para detonar el partido tras el descanso.

«Es muy difícil, pero tenemos una oportunidad increíble para jugar una final después de ganar la Liga. El ambiente es muy bueno y lo podemos hacer«, dijo Carlo, cauto pero a la vez optimista.

Algo más distraído llega el Manchester City, metido en dos luchas encarnizadas: la del Real Madrid en la Champions y la de la Premier, con un mano a mano antológico por el título en Inglaterra. Pep Guardiola busca alcanzar su segunda final consecutiva en una competición que se le resiste desde que salió del FC Barcelona y que vuelve a tener a tiro, pero no se fía de un rival al que conoce a la perfección. «Para ganar al Real Madrid no sirve con hacer un partido bueno», avisó el entrenador catalán, que se deshizo en elogios con Ancelotti: «Ha hecho un trabajo increíble en muchos sitios, siempre con un gran fútbol».

Recupera Pep a Cancelo, pieza clave ante las numerosas bajas en su defensa, y todo parece indicar que repetirá jugadores arriba ante su gran rendimiento: Rodri como escudero de los talentosos De Bruyne y Bernardo Silva y un tridente que da miedo en ataque: Foden,Mahrez y Gabriel Jesús.

Es Guardiola un entrenador de firmes convicciones, y no parece que el City vaya a salir a defender el resultado, pero ya demostró en el Wanda, ante el Atlético, que si es necesario especular o hacer uso del denominado ‘otro fútbol’, lo hará sin titubear. Lo único claro es que espera una gran noche de fútbol en un Santiago Bernabéu que espera hacer su magia una última vez en esta Champions League.