Unespa critica la reforma de los planes de pensiones de Escrivá: «No puede considerarse una buena decisión política»

La presidenta de la patronal de los seguros, Pilar González de Frutos, se ha mostrado muy crítica con los cambios: «Hemos hecho muy mal negocio borrando lo que teníamos», ha dicho Leer

Unespa critica la reforma de los planes de pensiones de Escrivá: «No puede considerarse una buena decisión política»

La presidenta de la patronal de los seguros, Pilar González de Frutos, se ha mostrado muy crítica con los cambios: "Hemos hecho muy mal negocio borrando lo que teníamos", ha dicho Leer

Pensiones Escrivá carga contra los «opinadores y listillos» que dudan de sus reformas

Casi al mismo tiempo que el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, cargaba en Madrid contra los «opinadores y listillos» que dudan de su reforma en el sistema de pensiones, la presidenta de Unespa, Pilar González de Frutos, exponía en Santander las razones por las que considera que no es ni «buena» ni «acertada», a tenor de las consecuencias que ha tenido en los planes de pensiones.

Según los datos de la patronal de los seguros, el signo neto de liquidez de dichos planes cambió radicalmente en 2021 como consecuencia de la rebaja de 2.000 a 1.500 en el límite de las aportaciones máximas que podrán tener beneficio fiscal en la declaración de la Renta. «Una política económica no puede calificarse de buena ni de acertada si provoca terremotos como éste. Una decisión política que crea este tipo de dinámicas -el hundimiento inmediato de las cifras- no puede considerarse una buena decisión política», ha expresado González de Frutos durante su participación en el en el XXXIX Seminario de APIE ‘Sostenibilidad y digitalización: las palancas de la recuperación’ celebrado en la capital cántabra.

De acuerdo con el último balance de Inverco, el volumen de aportaciones a Planes Individuales acumulado desde comienzos de año hasta mayo se redujo un 16% respecto al mismo periodo de 2021, hasta los 783 millones de euros. Y lo peor, en opinión de la presidenta de Unespa, no es sólo esa reducción, sino que ese ahorro no se ha trasladado a los planes colectivos como pretende incentivar Escrivá. «Lo que han perdido las soluciones previsionales individuales, que son las que han quedado desasistidas fiscalmente, no lo han ganado las colectivas. Al contrario de lo que se nos anunció, ahorro individual y colectivo no son vasos comunicantes», ha dicho, y como consecuencia, los españoles «ahorramos menos». «Lo que ha pasado no es que el ahorro se ha trasladado, lo que ha pasado es que se ha frenado, ha desaparecido, ha dejado de generarse. Hemos hecho, pues, muy mal negocio borrando lo que teníamos, porque no hemos pintado nada nuevo en su lugar», ha lamentado.

La exposición de González de Frutos ha sido especialmente crítica con la reforma impulsada desde el Departamento que dirige Escrivá. El ministro participaba casi al mismo tiempo en un foro del diario Expansión en el que cargaba contra las «falsedades», e «inventos» que en su opinión mantienen los defensores de una «reforma desquiciada» como fue la llevada a cabo en 2013 por el PP para limitar el gasto del sistema con «recortes masivos» de las pensiones. «Están los listillos como ING y su publicidad: todo eso que dicen es falso, vamos a tener un equilibrio presupuestario en el sistema», ha dicho, informa César Urrutia.

No se trataba de un cruce de mensajes intencionados entre la presidenta de Unespa y el ministro, pero ambos han coincidido en el tiempo, poniendo de relieve la inquietud que hay en el sector ante los efectos de los cambios.

Sobre la conveniencia del plan actual para equilibrar y mejorar el bienestar colectivo, De Frutos ha dicho que «no está diseñado de la mejor manera» y que «se ha perdido una oportunidad de oro de hacer las cosas bien». En su opinión, hay varios argumentos que explican su postura, entre ellos, la falta de incentivos a los trabajadores para optar por los planes empresariales; la falta de incentivos a los empresarios para promoverlos en sus compañías y la lentitud en su implantación futura.

En cuanto a la falta de incentivos para que los ciudadanos apuesten por planes individuales con visión a medio y largo plazo, la presidenta de Unespa ha alertado además de que eso puede empujar a los ahorradores españoles «hacia la suscripción de productos más especulativos, más cortoplacistas, menos controlados, no finalistas y en muchos casos, ligados a la vivienda, con lo que parece que lo que queremos es volver a construir otra burbuja como la que nos provocó un daño económico hace 14 años del que, parcialmente, todavía nos estamos recuperando. ¿Es verdaderamente esto lo que queremos?», ha preguntado.

En su lugar, la construcción del segundo pilar necesita de «más ambición, flexibilidad y medidas centradas en el concepto de colaboración público-privada».