«Una receta para la persecución de delitos fiscales»: un hombre gana un millón de dólares en la lotería y lo declara falsamente en pérdidas

«Una receta para la persecución de delitos fiscales»: un hombre gana un millón de dólares en la lotería y lo declara falsamente en pérdidas

Mustafa Shalash trató de ocultar sus ganancias presentando una declaración de impuestos fraudulenta y transfiriendo el dinero a cuentas bancarias en el extranjero.

Un hombre de la ciudad de Hilliard (Ohio, EE.UU.) admitió ante un tribunal federal que trató de ocultar sus ganancias, incluido un millón de dólares que obtuvo como premio de lotería, presentando una declaración de impuestos fraudulenta y transfiriendo el dinero a cuentas bancarias en el extranjero.

Según un comunicado del Departamento de Justicia del país, Mustafa Shalash, de 54 años, ganó en 2015 un premio de un millón de dólares en un sorteo, del cual recibió un pago único de 710.000 dólares, mientras otros 290.000 dólares le fueron retenidos en impuestos.

Sin embargo, en su declaración de impuestos federales de 2015, Shalash reportó más de un millón de dólares en ganancias de juego y pérdidas con el objetivo de «eliminar sus ingresos de juego imponibles y recuperar los impuestos que habían sido retenidos», de acuerdo a los documentos judiciales citados por el diario local The Columbus Dispatch. 

«Una receta para la persecución de delitos fiscales»

Para ocultar sus ganancias, el hombre transfirió 690.000 dólares a otros países, incluidos 440.000 dólares a una cuenta bancaria que tenía en Jordania. Además de las transferencias, Shalash realizó múltiples viajes al extranjero para sacar dinero en efectivo a través de la frontera.

En la mencionada declaración de impuestos de 2015, el hombre tampoco reveló que tenía cuentas bancarias en el extranjero. «Ocultar cuentas bancarias en el extranjero e inflar pérdidas en una declaración de impuestos es una receta para la persecución de delitos fiscales», dijo Bryant Jackson, del Servicio de Rentas Internas, el organismo federal responsable de la recolección de impuestos.

De acuerdo con el medio, Shalash se enfrenta a una posible condena de hasta 36 meses de prisión y al pago de una multa de restitución de alrededor de 256.000 dólares.