Una juez de EEUU declara ilegal la obligación de llevar mascarilla en el transporte público, trenes y aviones

Una juez de EEUU declara ilegal la obligación de llevar mascarilla en el transporte público, trenes y aviones

Una jueza declaró este lunes ilegal la obligación federal de llevar mascarillas en el transporte público en Estados Unidos, lo que hizo que las aerolíneas actualizaran inmediatamente sus reglas, tras varias semanas de batallas judiciales.

La magistrada Kathryn Kimball Mizelle, de Tampa (Florida), dictaminó que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) -la principal agencia sanitaria federal- se habían excedido en su autoridad al imponer el requisito, que se aplica en aviones, trenes, metros y autobuses, entre otros.

Varias aerolíneas estadounidenses anunciaron enseguida que la mascarilla ya no sería obligatoria, al menos en sus vuelos internos.

United Airlines precisó que el cambio se haría efectivo «inmediatamente» en sus vuelos internos en Estados Unidos y algunos vuelos internacionales, según las reglas vigentes en los países de llegada.

«Eso significa que nuestros empleados no deberán llevar más mascarillas – ni imponérselo a los pasajeros, en la mayoría de los casos. Podrán decidir llevar una, ya que los CDC siguen recomendando fuertemente usar mascarilla en el transporte público», precisó un portavoz del grupo estadounidense, que estuvo entre los primeros en imponer la vacuna anticovid a sus empleados.

American Airlines y Delta hicieron anuncios similares. Las mascarillas «bien ajustados protegen a la persona que lo lleva, aunque las personas alrededor no usen», aseguró Delta.

«Las mascarillas fueron como los pases de abordar durante casi dos años, – (era) imposible volar sin ellas», anotó Alaska Airlines, antes de indicar que son ahora opcionales, salvo en los vuelos en dirección o en proveniencia de Canadá.

Esta compañía también evocó en un comunicado el caso de los pasajeros vetados porque se rehusaron a llevar mascarilla.

«Según nuestros informes, algunos clientes cuyo comportamiento fue particularmente ofensivo seguirán vetados, incluso después de que se anule la regla sobre mascarillas».

La administración de Joe Biden ha estado recientemente bajo la presión de quienes piden flexibilizar o anular la obligación de llevar tapabocas. Unos 20 estados dirigidos por republicanos y varias aerolíneas pidieron el fin de este medida en aviones y otros transporte públicos.

Pero la semana pasada, las autoridades federales decidieron prorrogar el requisito de la mascarilla hasta al menos el 3 de mayo debido a un aumento de los casos.

La Casa Blanca considera «decepcionante» la sentencia de la jueza, dijo la portavoz Jen Psaki, anotando que «los CDC siguen recomendando utilizar mascarilla en el tránsito público».

Según un alto funcionario de la presidencia, esta decisión «significa que la orden de los CDC de llevar puesto el tapaboca en los transportes públicos no es vigente en este momento».

La Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) no hará por lo tanto respetar la obligación, precisó bajo anonimato.