Un tiroteo en hora punta en el metro de Nueva York deja 29 heridos

Uno de ellos era policía Dos muertos en un tiroteo en Nueva York

Cerca de una treintena de personas resultaron heridas en la ciudad de Nueva York durante un tiroteo que tuvo lugar a primera hora de la mañana en una concurrida estación de metro en el condado de Brooklyn. Los hechos ocurrieron en plena hora punta cuando al parecer un hombre armado detonó una granada de humo en el interior de un vagón de la línea R antes de salir al andén y disparar a bocajarro contra varios transeúntes.

Todas las alarmas saltaron hacia las 8.30 de la mañana, hora local, cuando empezaron a llegar las primeras imágenes del suceso que ocurrió en el interior de la estación de metro de la calle 36, en el barrio de Sunset Park, según reveló el Departamento de Policía de Nueva York. Las autoridades buscan a un sospechoso que fue descrito por varios testigos como un hombre de raza negra de aproximadamente 1 metro y 67 centímetros que habría salido huyendo con una máscara de gas y un chaleco de construcción de color verde.

Imágenes del ataque

Brooklyn.

Caos y pánico en el metro de Nueva York

Inicialmente se informó de la existencia de varios artefactos caseros sin detonar que habrían sido abandonados en las inmediaciones del andén por parte del sospechoso antes de que se diera a la fuga, según reportaron medios locales como el periódico New York Post. Sin embargo, la policía confirmó poco después que los agentes que se desplazaron hasta la zona no encontraron ningún explosivo.

La Policía ha recogido una pistola y varios cargadores de alta capacidad en la estación. El arma, una pistola Glock, estaba aparentemente encasquillada, un problema que pudo impedir al tirador causar daños aún mayores, según dijeron al diario NY Post fuentes policiales, informa Efe.

Según el primer balance oficial ofrecido por las autoridades desde el lugar de los hechos, al menos 29 personas resultaron heridas (según cifra el Washington Post), diez de ellas por impactos de bala. La jefa interina del Departamento de Bomberos de Nueva York, Laura Kavanagh, confirmó en conferencia de prensa que cinco de los heridos tuvieron que ser trasladados a hospitales cercanos y están en estado grave, aunque su condición es estable y los médicos no temen por su vida.

La jefa del Departamento de Policía, Keechant Sewell, confirmó que hasta el momento lo ocurrido no está siendo investigado como un acto de terrorismo. Por su parte, el presidente estadounidense, Joe Biden, ya fue informado sobre lo ocurrido y el Gobierno contactó de inmediato con el alcalde de la ciudad, Eric Adams, para ofrecer toda la ayuda que sea necesaria, según anunció la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki.

En uno de los vídeos que circula en las redes sociales se puede ver el momento exacto en que el convoy del metro entra en la estación y al abrirse las puertas decenas de personas salen corriendo del interior del vagón en medio de escenas de caos y gritos de desesperación. En otra de las imágenes aparecen varias personas ensangrentadas que están tendidas en el suelo del andén cubierto de humo.

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, condenó el ataque en el metro y agradeció el trabajo de los servicios de emergencia. «Esta mañana, los neoyorquinos se disponían a acudir a sus lugares de trabajo en una mañana relativamente normal», según la dirigente demócrata. Pero esa sensación de tranquilidad se vio brutalmente interrumpida por un hombre desalmado al que no le importó asaltar a sus vecinos», añadió.

El incidente de este martes en el condado de Brooklyn se produce en medio de un creciente aumento de la violencia en el sistema de transporte público de Nueva York. Desde el pasado enero se han registrado más de 600 denuncias de delitos mayores cometidos en la red de metro de la Gran Manzana, lo que supone un aumento del 66 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior, según las estadísticas facilitadas por la policía local.

Heridos sobre el andén de la estación de la Calle 36 de Brooklyn.ARMEN ARMENIAN

En enero pasado una mujer de 40 años murió tras ser empujada por un desconocido contra las vías del suburbano en Times Square. A finales de febrero se registraron al menos seis apuñalamientos en distintas estaciones de metro que dejaron dos muertos y varios heridos, todos ellos personas sin techo. A comienzos de marzo un hombre de 48 años fue detenido tras atacar con un martillo a un pasajero en Manhattan y unos días más tarde otro hombre fue arrestado por restregar excrementos humanos en la cara a una mujer en El Bronx.

El alcalde Eric Adams y la gobernadora Kathy Hochul anunciaron hace dos meses la puesta en marcha de un nuevo Plan de Seguridad para combatir la ola de violencia en el metro, el sistema de transporte ferroviario urbano más grande del país. Desde entonces, unos 2.500 agentes de policía patrullan a diario por las estaciones y andenes, mientras que también se han desplegado una treintena de equipos de respuesta conjunta formados por médicos, expertos en salud mental y trabajadores sociales.

Una persona es auxiliada en el metro donde ha habido un tiroteo este martes.Will B. WyldeAP

El suceso de este martes tuvo lugar apenas un día después de que el presidente Biden anunciara nuevas medidas para controlar el uso de las llamadas «armas fantasmas» en el país. Se trata de artefactos de fabricación casera imposibles de rastrear porque son ensamblados con piezas sin ningún tipo de registro o número de serie que se pueden encontrar por internet.

Se trata del último plan adoptado por la Casa Blanca para intentar frenar la ola de violencia armada en el país, donde sólo el año pasado murieron 21.000 personas en crímenes violentos, según datos recogidos por la página web Gun Violence Archive.