Ucrania asegura que sus misiles destruyeron el buque insignia ruso del Mar Negro

Directo Guerra en Ucrania, últimas noticias

Rusia ha perdido su buque insignia del Mar Negro. El Moskva sufrió un incendio que Ucrania celebra como una acción bélica de sus tropas y Moscú alega que se trató de un incendio accidental.

«Misiles Neptuno que protegían el Mar Negro han causado severos daños al barco ruso», escribió en Telegram el gobernador de Odesa, Maksym Marchenko. En la capital de dicha provincia, del mismo nombre, está enclavado el principal puerto ucraniano sobre dicho mar y la vía de salida de casi todas las exportaciones.

Al mismo tiempo, el ministro de Defensa ruso afirmaba en la agencia estatal TASS, que «a causa de un incendio, estalló la munición del buque Moskva, quedando el barco seriamente dañado», y agregaba que toda la tripulación había sido evacuada y que aún investigaban el origen del fuego.

Ucrania también se adjudicó hace un mes la destrucción del Orks, un barco de apoyo de la Armada en el Mar de Azov, un hecho sobre el cual el Kremlin no se ha pronunciado.

Aparte de tratarse de una embarcación clave para Rusia, el Moskva se ha hecho muy popular en Ucrania desde el principio de la guerra por un incidente que se regó como la pólvora por las redes sociales y que está inmortalizado en anuncios en las calles. Los oficiales de dicho buque de guerra pidieron a los trece guardias costeros ucranianos estacionados en la pequeña isla Serpiente, situada en un punto estratégico del Mar Negro, que se rindieran tras bombardearla, y ellos les contestaron: «Que os j…».

Todos murieron y el presidente Zelenkski, en aquel momento, anunció que les condecoraría con la medalla de Héroes de Ucrania a título póstumo.

Lo sucedido con el Moskva llega en un momento de máxima tensión en el este de Ucrania, por la decisión de Vladimir Putin de concentrar sus tropas en dicha región después de retirarse de Kiev y sus alrededores. También, cuando Rusia clama que ha conquistado Mariupol, el puerto ucraniano más importante del Mar de Azov. Asegura que se rindieron 1.026 marines de la Brigada 36º de Ucrania, que resistían en la ciudad, arrasada por las bombas rusas. Por su parte, el presidente Zelenski, en su alocución nocturna del miércoles por la noche, solo dijo que «continúan los bombardeos y el fuego de artillería. Se están mandando nuevas columnas y equipos».

La armada de Rusia ha lanzado misiles de crucero a Ucrania y sus actividades en el Mar Negro son cruciales para apoyar las operaciones terrestres en el sur del país, donde lucha por hacerse con el control total del puerto de Mariupol.

El Moskva ganó notoriedad al principio de la guerra cuando exigió la rendición de las tropas fronterizas ucranianas apostadas en la pequeña isla de las Serpientes, que lo rechazaron de forma desafiante.

Al principio se pensó que el destacamento había sido asesinado, pero en realidad fueron tomados como rehenes y luego liberados en un intercambio de prisioneros con Rusia a finales de marzo, según el Parlamento ucraniano.

El 24 de marzo, un mes después del inicio de la invasión rusa de Ucrania, la marina ucraniana afirmó haber destruido otro barco ruso anclado en el puerto de Berdiansk, una ciudad cercana a Mariúpol, en el mar de Azov.