Truss rescata las recetas económicas de Reagan y anuncia el mayor recorte de impuestos en medio siglo para estimular la economía de Reino Unido

Kwasi Kwarteng, secretario del Tesoro, anunció la marcha atrás en la subida del impuesto de sociedades y en el aumento de las cotizaciones a la seguridad social previstos por el Gobierno de Boris Johnson Leer

Truss rescata las recetas económicas de Reagan y anuncia el mayor recorte de impuestos en medio siglo para estimular la economía de Reino Unido

Kwasi Kwarteng, secretario del Tesoro, anunció la marcha atrás en la subida del impuesto de sociedades y en el aumento de las cotizaciones a la seguridad social previstos por el Gobierno de Boris Johnson Leer

El ministro británico de Economía, Kwasi Kwarteng, ha anunciado este viernes que el Gobierno bajará el impuesto sobre la renta a partir de abril de 2023 y recortará el impuesto sobre la compra de viviendas en Inglaterra e Irlanda del Norte, como parte de un plan de crecimiento para estimular la economía.

En una declaración ante la Cámara de los Comunes (baja), Kwarteng ha revelado que se rebajará «el tipo básico del impuesto sobre la renta al 19% en abril de 2023, un año antes (de lo previsto)», lo que implica un «recorte fiscal para más de 31 millones de personas en apenas unos meses» y «se abolirá la tasa más elevada del 45%» de ese impuesto.

«Esto simplificará el sistema fiscal y hará que el Reino Unido sea más competitivo«, ha afirmado Kwarteng, que apuntó que la medida «incentivará el crecimiento y beneficiará a toda la economía y todo el país».

Asimismo, el Ejecutivo planea rebajar el impuesto sobre la compra de vivienda (el llamado «stamp duty») en Inglaterra e Irlanda del Norte, elevando a 250.000 libras (286.000 euros) el precio de la vivienda a partir del cual se ha de pagar ese tributo.

En el caso de las personas que compren propiedad por primera vez, el umbral se elevará de 300.000 libras a 425.000 libras (de 343.000 euros a 487.000 euros), según ha precisado.

Además, el nuevo canciller del Exchequer ha revelado que se eliminará el incremento previsto del impuesto de sociedades y se erradicará el actual límite a los bonus que perciben los banqueros.

Hasta ahora, según las actuales reglas acordadas tras la crisis financiera en el marco de la Unión Europea, la bonificación que percibe un banquero no puede superar el doble de su salario anual, a menos que haya un acuerdo entre accionistas.

«Una sólida economía británica siempre ha dependido de un fuerte sector de servicios financieros. Necesitamos bancos globales para crear empleo aquí, invertir aquí, y pagar impuestos en Londres, no en París, no en Fráncfort, no en Nueva York», apunta.

También ha reiterado que el reciente aumento de la contribución a la seguridad social determinado por el anterior titular de Economía, Rishi Sunak, se revertirá a partir del 6 de noviembre.

El «nuevo planteamiento» para afrontar el incremento en el coste de la vida se basa, según explicó el político «tory», en «tres prioridades: reformar el lado de la oferta de la economía, mantener un planteamiento responsable en las finanzas públicas y recortar impuestos para impulsar el crecimiento».

En su intervención, Kwarteng admite que el Gobierno adoptará «medidas difíciles» a fin de estimular el crecimiento del país.

<img src="» title=»Truss rescata las recetas económicas de Reagan y anuncia el mayor recorte de impuestos en medio siglo para estimular la economía de Reino Unido» />