Tranquilidad en el Real Madrid pese a los ‘superfichajes’ del Barça

Tranquilidad en el Real Madrid pese a los ‘superfichajes’ del Barça

El Real Madrid tiene muy clara su hoja de ruta y no la va a variar por los grandes refuerzos que está haciendo su gran rival, el Barça: salvo que haya alguna salida importantes, no habrá fichajes este verano, por más Lewandowskis, Raphinhas o Koundés –de darse– que lleguen alCamp Nou.

La expedición blanca puso ayer por la tarde rumbo a Estados Unidos con dos refuerzos: Antonio Rudiger y Aurélien Tchoauméni. El alemán lo hizo con la carta de libertad bajo el brazo, mientras que el galo costó 80 millones de euros más 20 en variables, fichaje caro pero perfectamente factible tras las beneficios obtenidos por el club la temporada pasada. Solo la Champions dejó en las arcas madridistas unos 120 millones.

Pese la buena situación financiera y a que Kylian Mbappé finalmente decidió permanecer en París, no habrá ningún gran desembolsó más. Sin el galo, en el club se confía en que Rodrygo dé un salto, avalado por su gran final de temporada, siendo decisivo tanto en laLiga como sobre todo en la Champions.

Además, Karim Benzema y Vinícius son indiscutibles y ni la edad del galo (34 años) hace que se dude de su rendimiento. El nueve madridista ha alargado las vacaciones diez días más que el resto de sus compañeros y se ha unido a ellos para la gira norteamericana. Cuidarle al máximo es una prioridad ante la ausencia de relevos para el delantero. Luka Jovic salió, a Mariano Díaz se le quiere dar salida y Borja Mayoral y el canterano Juami Latasa serán sus relevos naturales.

También hay una gran confianza en Eden Hazard, que aparentemente ha llegado más en forma que nunca. Sin sus problemas de sobrepeso y con su lesión de tobillo aparentemente olvidada, el belga puede ser ‘el fichaje’.

La incógnita la representa Marco Asensio, y solo su salida podría modificar los planes de Carlo Ancelotti. El balear finaliza su contrato dentro de un año y su futuro está en el áire, con todas las posibilidades aún abiertas: desde renovar hasta que siga hasta su final de contrato… sin descartar una salida este verano.

En el Real Madrid hay un ‘plan B’ en esta temporada tan atípica que tendrá entre medias un Mundial en los meses de noviembre y diciembre: el mercado invernal. No suele la entidad madridista acudir a un escenario considerando para emergencias, pero el hecho de que haya un escaparate tan importante como la cita qatarí y todas las particularidades que ello implica –las temidas lesiones, especialmente– hace que en esta ocasión, la dirección deportiva, de acuerdo con Ancelotti, esté abierta a hacer incorporaciones en enero si fuera necesario o hubiera alguna oportunidad de mercado.