Todos los interinos que lleven en su puesto al menos cinco años podrán ser convertidos en fijos sin opositar

Todos los interinos que lleven en su puesto al menos cinco años podrán  ser convertidos en fijos sin opositar

Función Pública El Gobierno concede más facilidades a los interinos: exámenes no eliminatorios y acceso sin oposición para los que lleven más de 10 años

Los interinos que ocupen un puesto en la Administración Pública «de forma ininterrumpida» desde al menos el 1 de enero de 2016, podrán ser convertido automáticamente en funcionarios. La medida forma parte del acuerdo al que el Gobierno ha llegado con ERC y PNV en el marco de las negociaciones presupuestarias, y en la práctica supone que los interinos que acumulen al menos cinco años en un mismo puesto pasarán a tener un puesto fijo sin oposición.

«Estos procesos, que se realizarán por una sola vez, podrán ser objeto de negociación en cada uno de los ámbitos territoriales de la Administración del Estado, Comunidades Autónomas y Entidades Locales y respetarán, en todo caso, los plazos establecidos en esta norma», explica el acuerdo. «Eso quiere decir que la potestad de convertir a esos trabajadores en fijos será de cada Administración«, añaden desde Función Pública.

Y lo normal será que la mayor partes de ámbitos de la Administración apliquen esta medida para atajar la temporalidad. El sector en el que existe un mayor problema con esta situación es el autonómico, y por eso precisamente PNV y ERC han presionado para cerrar este acuerdo con el que País Vasco y Cataluña, así como el resto de comunidades, podrán reducir los elevados niveles de trabajadores temporales.

El acuerdo, además, reduce a la mitad los 10 años que se habían fijado previamente para poder convertir a los interinos en fijos. En julio, y muy presionada por los plazos para aprobar el decreto con el que quiere reducir la temporalidad en la Administración Pública, la ministra de Función Pública, María Jesús Montero, sacó adelante la medida acordando que los interinos con esos 10 años de antigüedad podrían ser convertidos en fijos sin examen.

El decreto, en realidad, era responsabilidad de Miquel Iceta, que apenas unos días antes fue apartado de los Ministerios de Política Territorial y Función Pública para asumir Cultura y Deporte. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, decidió que Montero asumiera la cartera que gestiona la Administración Pública, con lo que la también responsable de Hacienda tuvo que defender, negociar y ceder en un decreto heredado y con el que el Ejecutivo quiere reducir la temporalidad por debajo del 8%, tal y como exige Bruselas.

Esa cesión a que los interinos con 10 años de antigüedad pudiesen ser convertidos en fijos sin examen ya generó mucha polémica, e incluso se apuntó su posible inconstitucionalidad ya que para obtener un puesto de funcionario es indispensable haber aprobado un examen, haber superado una prueba. Solo en casos muy excepcionales, como fue por ejemplo el traspaso de competencias a los autonomías, permiten una medida así. Y ahí muchas dudas de que el proceso de reducción de temporalidad en la Administración cumpla ese caso de excepcionalidad.

Ahora, el Gobierno ha vuelto a ceder a las exigencias de ERC y PNV, que ya avisaron que querían obtener mayores réditos de su apoyo a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2021. Y sin duda lo han conseguido, ya que podrán vender la medida en sus respectivas comunidades con un nuevo logro ante Madrid, esto es, lo que el Partido Nacionalista Vasco lleva haciendo décadas. Pero antes, la medida tendrá que ser aprobada en el Congreso y, mucho más importante, justificar su constitucionalidad, algo que dependerá en gran medida del redactado final del texto.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más