Tiroteo en Buffalo: el sentido discurso de Biden contra el «veneno de la supremacía blanca» tras el ataque que dejó 10 muertos

El sospechoso del múltiple homicidio, de 18 años, se identificó en un documento publicado en internet como fascista y nacionalista blanco.

Redacción BBC News Mundo

11 minutos

Fuente de la imagen, Getty Images

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, viajó este martes a la ciudad de Buffalo para apoyar a los familiares de las víctimas del tiroteo del pasado sábado que se investiga como crimen de odio racial.

El mandatario dio un sentido discurso en el que, con voz calma, recordó a cada una de las 10 personas asesinadas en un supermercado de esa ciudad del estado de Nueva York que limita con Canadá, y repasó sus historias.

«Vidas individuales de amor, servicio y comunidad que hablan de la historia más grande de quiénes somos como estadounidenses», dijo.

Biden calificó la creencia de la supremacía blanca como «un veneno que atraviesa» a la sociedad al que «se le ha permitido crecer y supurar delante de nuestros ojos».

El mandatario añadió que el silencio supone «complicidad».

«Lo que sucedió aquí es simple y directo: terrorismo. Terrorismo. Terrorismo interno», enfatizó.

«Nunca más, nunca más. Necesitamos decirlo tan clara y enérgicamente como podamos: que la ideología de la supremacía blanca no tiene sitio en Estados Unidos».

El sospechoso, de 18 años, se identificó en un documento publicado en internet como fascista y nacionalista blanco. Biden dijo que el joven representa a «una minoría llena de odio».

«En Estados Unidos el mal no ganará, se lo prometo. El odio no prevalecerá. La supremacía blanca no tendrá la última palabra. El mal vino a Buffalo y lo ha hecho a demasiados lugares, manifestándose en hombres armados que han masacrado a personas inocentes en el nombre de una ideología perversa y llena de odio, arraigada en el miedo y el racismo. Ha causado mucho dolor».

Las autoridades locales creen que el presunto atacante condujo más de 320 kilómetros para buscar deliberadamente una zona con una alta tasa de población negra. Habría seguido apuntando a otras áreas similares si no lo hubieran detenido, según los investigadores.

En su autodenominado manifiesto, el joven hizo referencia a las teorías conspirativas del «genocidio blanco» y del «reemplazo blanco» para explicar su resentimiento hacia los grupos minoritarios.

En el delirante escrito, también se identificó políticamente como parte de la «izquierda autoritaria».

Haciendo mención a la fatal marcha de extrema derecha en Charlottesville (Virginia) en 2017, incidente que -dice- lo convenció de volver a postularse a la presidencia, Biden advirtió: «El experimento estadounidense de la democracia está en peligro como nunca lo había estado en mi vida».

Fuente de la imagen, EPA

«El odio y el miedo han recibido demasiado oxígeno por parte de aquellos que fingen amar a Estados Unidos, pero no entienden a Estados Unidos», agregó el mandatario.

«Hago un llamado a todos los estadounidenses para que rechacen la mentira y condeno a quienes difunden la mentira por el poder, el rédito político y el lucro. (…) No podemos permanecer en silencio».

Biden sostuvo reuniones individuales con las familias en duelo y también visitó el monumento improvisado afuera del supermercado Tops, donde ocurrió la matanza el sábado.

El alcalde de Buffalo, Byron Brown, dijo a los medios que el presidente «parecía muy conmovido por lo que vio en la comunidad» y que tiene la esperanza de que se tomen más medidas para controlar las armas.

Biden estuvo acompañado por la primera dama, Jill Biden, los senadores demócratas de Nueva York y otros altos funcionarios.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.