Sánchez liga la subida de sueldos de los funcionarios al acuerdo salarial del sector privado

El presidente del Gobierno incluye a los empleados en el pacto de rentas al vincular sus salarios en los próximos años al acuerdo que negocian patronal y sindicatos para el sector privado Leer

Sánchez liga la subida de sueldos de los funcionarios al acuerdo salarial del sector privado

El presidente del Gobierno incluye a los empleados en el pacto de rentas al vincular sus salarios en los próximos años al acuerdo que negocian patronal y sindicatos para el sector privado Leer

El Gobierno tomará una decisión sobre la subida salarial de los funcionarios a partir de los resultados que ofrezca la negociación que llevan a cabo patronal y sindicatos para la renovación del Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), unas conversaciones en las que, por el momento, no ha habido acuerdo. Así lo ha adelantado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

«Ahora mismo sindicatos y empresarios están negociando ese acuerdo de rentas, donde no solamente se tiene que hablar de salarios, también se tiene que hablar de dividendos, de reparto de beneficios por parte de grandes empresas, y en función de ello veremos cuál es la evolución y la negociación que se articula respecto a los trabajadores públicos», ha afirmado en una entrevista en Antena 3.

El Banco de España, en sus previsiones económicas prevé una inflación media del 7,5% para este año -en marzo escaló hasta el 9,8%-, tasa que irá reduciéndose hasta el 2% en 2023 y 1,6% en 2024.

Las negociaciones entre sindicatos y patronal no están excesivamente lejos a la hora de tomar como dato de referencia la inflación subyacente, que es un 3,4% y descartar el dato del IPC. Así, la propuesta de la patronal contempla una subida salarial del 3,5% para este año, del 2,5% para 2023 y del 2% para 2024, en línea con la moderación de la inflación que se espera para los próximos ejercicios.

Los sindicatos por su parte demandan una subida del 3,4 % para 2022. y del 2,5 % en 2023 con un 2% en 2024. La diferencia radica en que para los representantes de los trabajadores es imprescindible fijar cláusulas de revisión al término de cada ejercicio para que los salarios no pierdan poder adquisitivo. Las cláusulas no tienen porqué obligar a una actualización del 100%, señalan los sindicatos, pero sí permitir cierta protección frente a una inflación que aunque se suavice en los próximos meses, consolidará la pérdida de poder adquisitivo ya asumida.

Para los empresarios, estas cláusulas, que han desaparecido de los convenios colectivos en la última década, son inaceptables y llaman a la moderación con propuestas de mejora ligadas a la productividad y a la creación de empleo.

Sánchez no ha especificado en qué medida estarán ligadas las revisiones salariales en el sector privado y en el público. Pero incluir a los funcionarios en el pacto de rentas que reparte el coste de la inflación, supondría para estos trabajadores una pérdida de poder adquisitivo. El año pasado la subida salarial media pactada en convenio en las empresas fue del 1,47% mientras que ya en diciembre, a la vista del rumbo que tomaban los precios, los más de 2,71 millones de empleados públicos demandaron ya al Ministerio de Hacienda mejorar la subida salarial del 2% recogida en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022..