Renuncia el titular de Inteligencia Financiera de México en medio de un escándalo tras su ostentosa boda en Guatemala

Renuncia el titular de Inteligencia Financiera de México en medio de un escándalo tras su ostentosa boda en Guatemala

La polémica ocurrió luego de que una funcionaria fuera señalada por la prensa de intentar ingresar de manera ilegal 25.000 dólares a Guatemala, donde se celebró el enlace al que asistieron unas 300 personas.

El titular de la estatal Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de México, Santiago Nieto, presentó su renuncia al cargo luego de que se destapara un escándalo a raíz de su ostentosa boda con la consejera electoral del INE Carla Humphrey, celebrada el pasado fin de semana en Guatemala. 

Nieto escribió en el cuenta de Twitter que «antes de que pudiera afectarse al proyecto, por las críticas derivadas de actos de terceros relacionados con un evento personal y transparente», prefirió dejar el organismo adscrito a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Tras este anuncio, el Gobierno mexicano informó en un trino que el presidente, Andrés Manuel López Obrador, aprobó el nombramiento de Pablo Gómez Álvarez como nuevo titular la UIF.

La polémica celebración

La boda de Nieto y Humphrey se celebró el pasado fin de semana en el lujoso Hotel Santo Domingo de Antigua, en Guatemala. Al evento asistieron unos 300 invitados, entre ellos figuras destacadas del mundo empresarial y político. 

La pareja intentó mantener su enlace fuera del foco mediático, pero el rumor –surgido de un periodista– de que la secretaria de Turismo de Ciudad de México, Paola Félix, había sido detenida a su llegada a Ciudad de Guatemala en un avión privado por viajar con 25.000 dólares en efectivo no declarados, hizo saltar la polémica. 

Esta versión fue desmentida por Félix, que además compartió un artículo de prensa donde se afirmaba que la aeronave habría sido alquilada por el presidente del periódico El Universal, Juan Francisco Ealy Ortiz, quien supuestamente era el dueño del dinero, que llevaría a EE.UU. para cubrir gastos médicos, y que había ocurrido un malentendido con las autoridades aduanales guatemaltecas. A pesar de ello, presentó su dimisión

Sin embargo, en un Gobierno que promueve la austeridad entre sus funcionarios, la boda provocó malestar, y el lunes López Obrador tildaba de «asunto escandaloso» lo sucedido. «Antes no se conocía nada, había mucha ostentación, mucho derroche, pero todo se silenciaba. Ahora no, por eso hay que recomendarles a los servidores públicos que actúen con moderación, con austeridad», dijo López Obrador.