¿Qué hipotecas tienen el interés más bajo para el cliente medio?

¿Qué hipotecas tienen el interés más bajo para el cliente medio?

En el pasado mes de septiembre, según los últimos datos del Banco de España, el precio medio de los préstamos para vivienda se situó en el 1,57% TAE; el segundo valor más bajo registrado nunca por este organismo. Traducido, esto significa que el interés de las hipotecas está en mínimos históricos. Dicho esto, muchos consumidores se preguntan cuáles son los tipos más bajos a los que pueden acceder los clientes con un perfil medio. Según el comparador bancario HelpMyCash.com, BBVA y ABANCA ofrecen los intereses más reducidos, pero ¿son realmente los más baratos?

Los analistas de este comparador afirman que la Hipoteca Fija de BBVAes, dentro de su modalidad, la que tiene un interés más bajo para el cliente medio. Este es del 1% para un plazo de hasta 15 años, del 1,20% si se devuelve el dinero hasta en 20 años, del 1,30% si se reembolsa hasta en 25 años y del 1,45% si el período de amortización llega hasta los 30 años.

Hay que matizar, eso sí, que esos intereses están bonificados. Dicho de otro modo, hay que contratar una serie de productos y servicios de BBVA para conseguirlos. En concreto, es necesario domiciliar una nómina de al menos 600 euros al mes (también vale una pensión de 300 euros mensuales o más o los seguros sociales si se es autónomo) y contratar los seguros de hogar y vida de la entidad. En caso de no reunir ninguno de estos requisitos, el interés sube en un punto porcentual.

BBVA financia hasta el 80% del valor de compraventa o tasación de una vivienda habitual (el más bajo) o hasta el 70% del de una segunda residencia; a devolver en un plazo máximo de 30 años. No cobra comisión de apertura, pero sí aplica una compensación por amortización anticipada total o parcial del 2% (1,50% a partir del undécimo año).

La hipoteca variable con un interés más bajo es, según HelpMyCash, la Hipoteca Mari Carmen Variable de ABANCA. Su tipo es de euríbor más 0,85%, aunque como suele ocurrir con estos productos, durante el primer año se aplica un interés fijo del 0,85% (la mayoría de los bancos aplican un tipo fijo inicial de más del 1,50%).

Como BBVA, ABANCA bonifica el interés a cambio de cumplir tres requisitos: domiciliar unos ingresos recurrentes de al menos 600 euros al mes (o los seguros sociales, si se es autónomo) y suscribir sus seguros de hogar y vida. Si no se contrata ninguno de estos productos o servicios, el tipo aplicado sube en 0,70 puntos porcentuales.

Esta entidad gallega se ofrece a financiar hasta el 80% del valor de tasación o compraventa (el menor) de una vivienda habitual o hasta el 60% del de una segunda residencia; con un plazo de hasta 30 años. No cobra comisiones de apertura ni de amortización anticipada total o parcial.

Desde HelpMyCash aseguran, sin embargo, que hay bancos que dan hipotecas más baratas para el cliente medio aunque su interés sea superior. Y es que el precio de estos préstamos no lo determina únicamente el tipo aplicado, sino también las comisiones que pueda incluir y el coste de los productos que haya que contratar (seguros, tarjetas, etc.) para obtener un buen interés.

Los préstamos hipotecarios de Openbank, por ejemplo, cuestan menos a la larga que los mencionados: tienen unos tipos más altos (un fijo desde el 1,15% y un variable desde euríbor más 0,95%), pero al estar bonificados por domiciliar unos ingresos de al menos 900 euros mensuales y contratar un seguro de hogar (sin seguro de vida), tienen un coste inferior.

Por este motivo, los analistas de este comparador aconsejan pedir financiación a varias entidades y calcular el precio total de sus ofertas para averiguar cuál saldría más a cuenta. Asimismo, recomiendan negociar las condiciones con cada banco (especialmente con las entidades tradicionales como BBVA o ABANCA), pues es posible que alguno las mejore para «robar» un posible cliente a la competencia.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más