Punto final a uno de los mayores misterios de la II Guerra Mundial: identifican el único cuerpo encontrado tras la peor tragedia naval de Australia

Punto final a uno de los mayores misterios de la II Guerra Mundial: identifican el único cuerpo encontrado tras la peor tragedia naval de Australia

El Marinero Desconocido falleció luego de que el buque HMAS Sydney fuera hundido con 645 personas a bordo el 19 de noviembre de 1941 por el corsario alemán Kormoran y su cuerpo fue hallado casi tres meses después en un bote salvavidas frente a la isla de Navidad.

El único cuerpo recuperado tras el mayor desastre marítimo de Australia fue identificado 80 años después de que el crucero ligero HMAS Sydney de la Real Marina Australiana fuera hundido el 19 de noviembre de 1941 frente a la costa occidental del país por el corsario alemán Kormoran durante la Segunda Guerra Mundial.

La batalla naval costó la vida a los 645 tripulantes del HMAS Sydney y el único cuerpo se encontró el 6 de febrero de 1942 en una balsa salvavidas frente a la isla de Navidad, donde fue enterrado con honores militares. Sin embargo, en el 2006, los restos del Marinero Desconocido fueron exhumados y se tomaron muestras óseas y dentales antes de volver a enterrarlos en el cementerio de guerra de la ciudad de Geraldton. Desde entonces, se han realizado comprobaciones exhaustivas y se pidió a los familiares de los miembros de la tripulación que proporcionaran muestras de ADN.

«Un resultado de ADN ha mostrado una coincidencia positiva. Hay ADN que coincide con el Marinero Desconocido«, declaró este lunes a The Sydney Morning Herald una fuente. Por su parte, una portavoz del Departamento de Defensa australiano, aunque no reveló exactamente a quién pertenecen los restos, señaló que «el anuncio sobre su investigación es inminente».

Anteriormente, con solo las pruebas de ADN mitocondrial, que se utilizan para rastrear la ascendencia de la línea materna de las personas, los investigadores habrían tenido que encontrar a una hermana o pariente femenina del marinero del HMAS Sydney. Además, como la búsqueda no empezó hasta el 2006, muchos de los que podrían haber aportado ADN ya habían muerto. Sin embargo, en las actualidad, las pruebas de ADN utilizan los cromosomas Y, lo que permite realizar un rastreo a través de la línea paterna. Si el marinero tenía un hermano que a su vez tenía un hijo, este podría aportar su ADN para los test, lo cual abre la posibilidad de buscar en una nueva y más amplia gama de parientes.

¿Qué se sabe del Marinero Desconocido?

Algunos detalles sobre el Marinero Desconocido se conocieron en el momento en que se descubrió el cuerpo. Era un hombre blanco que llevaba un mono azul descolorido por el sol. La ropa indica que se trataba de un marinero de rango inferior y no de un oficial.

Anteriormente se creía que su pelo era rubio, castaño claro o pelirrojo, y no negro o castaño oscuro. Se supone que tenía los ojos azules, medía entre 158 y 188 centímetros de altura y lo más probable es que tuviera entre 20 y 30 años. El militar sufrió una grave herida de metralla en la cabeza que le causó la muerte inmediatamente o poco después.

Según una hoja de cálculo de los 645 tripulantes, un gran número de las personas que iban a bordo tenían una edad cercana a la adolescencia. Esos datos, junto con los registros dentales, una vez cotejados con la información disponible en los Archivos Nacionales, significan que más de 500 nombres ya habían sido delegados como candidatos poco probables.

«Es emocionante pensar que podríamos estar cerca de encontrar un nombre para el Marinero Desconocido, y aún más conmovedor al estar tan cerca del aniversario de tal tragedia. Es la unión perfecta entre la ciencia y la historia», dijo Brad Argent, de la empresa de genealogía Ancestry. «Quizá, si podemos poner un nombre al cuerpo que apareció en la isla de Navidad hace casi 80 años, sirva de ancla para las almas de los otros 644 hombres cuyos cuerpos se perdieron en el mar y ellos, y sus familias, puedan encontrar la paz», agregó.

¿Por qué se encontró solo un cuerpo?

Sin testimonios de supervivientes australianos, el hundimiento del HMAS Sydney ha suscitado especulaciones durante mucho tiempo, y la mayoría de historiadores creen que fue emboscado por el buque alemán.

Tras el hallazgo de los restos del HMAS Sydney y el Kormoran en marzo del 2008, se puso en marcha una investigación, que concluyó que los daños sufridos por ambos buques confirmaban la proximidad del combate, apoyada por los relatos de sobrevivientes alemanes que afirmaban que el barco australiano había sido alcanzado por un torpedo.

Además, se determinó que cuando cesó la batalla probablemente había muchas bajas a bordo del HMAS Sydney, probablemente un 70% de la tripulación, y los supervivientes no tenían a su disposición ningún medio de salvamento que les permitiera abandonar el barco. 

No fue hasta los días del 23 al 25 de noviembre de 1941, cuando los supervivientes del Kormoran (que perdió unos 80 de sus tripulantes) fueron recogidos en botes salvavidas por varios barcos y en tierra, que la Real Marina Australiana fue alertada de la desaparición del HMAS Sydney y se inició la búsqueda.

Sin embargo, la forma en que el barco militar australiano, fuertemente blindado y con un potente cañón, se perdió a manos de un buque mercante armado ha sido objeto de debate durante décadas.