Paula Badosa vs Garbiñe Muguruza, duelo histórico para el tenis español en las semifinales de las WTA Finals

Paula Badosa vs Garbiñe Muguruza, duelo histórico para el tenis español en las semifinales de las WTA Finals



Paula Badosa reservó fuerzas en el último –e intrascendente– choque de la fase de grupos, en el que cayó ante la polaca Iga Swiatek (7-5, 6-4) antes de medirse a Garbiñe Muguruza en uno de los partidos más importantes de la historia del tenis nacional. Las dos estrellas han llegado al final de la temporada demostrando el buen hacer de la Armada española en este 2021.

Este martes, a partir de las 21 horas dos raquetas españolas lucharán por primera vez en la historia en semifinales de las WTA Finals para igualar un hito tan solo alcanzado por Arantxa Sánchez Vicario en 1993: lograr un puesto en la final por el título a la mejor jugadora de la temporada.

Badosa no sufrió en una fase de grupos en la que tan solo necesitó los dos primeros partidos para asegurar su pase a la final como primera, mientras que Muguruza logró la machada de la clasificación en un reñido grupo que acabó decidiendo la diferencia de sets.

Apenas se ha cumplido un mes del momento en el que ambas jugadoras españolas lograron la clasificación, un logro que no se daba desde que Conchita Martínez y Arantxa Sánchez Vicario disputaron la edición del año 2000. Pero las españolas se han propuesto seguir marcando registros de época esta temporada, y ahora se dan cita en la fase del K.O. del torneo para acercarse un poco más a un título que nunca ha sido conquistado por una española.

El choque entre las dos mejores tenistas del momento es el fiel reflejo de la realidad del tenis femenino español, que vive ahora una época de esplendor tal y como explicó la propia hispano-venezolana, cuyo año de nacimiento coincide con el año en que Arantxa Sánchez Vicario quedó subcampeona del torneo: «Esto es asombroso. No conocía toda esta historia. 1993, yo nací ese año», dijo sorprendida tras conocer su pase a la siguiente ronda. «Es increíble que queden cuatro jugadoras y dos de ellas sean españolas; eso demuestra que España tiene un gran nivel de tenis y una gran escuela. Va a ser un partido divertido. Es histórico».

Y es que, más allá de las dos estrellas del circuito, cabe destacar el gran estado de forma de la Armada española, que asegura grandes tardes de tenis en el futuro con la buena imagen ofrecida en las últimas actuaciones: los Juegos Olímpicos de Tokio y la Billie Jean King Cup –antigua Copa Federación– en la que las convocadas por Anabel Medina dieron la cara, pese a la eliminación, ante dos potencias tenísticas: Eslovaquia y Estados Unidos.

Este martes por la noche se verán las caras dos tenistas, amigas fuera de la pista, en dinámicas muy diferentes. Por un lado la Paula Badosa, que después de varios años del calvario ha conseguido pulir su mejor tenis para cuajar un ascenso meteórico en un año en el que se ha alzado con dos títulos ATP ( Belgrado e Indian Wells). Y enfrente, Garbiñe Muguruza, que vuelve al torneo de Maestras cuatro años después de su última participación en una temporada en la que ha cosechado los mismos títulos que su rival (Abu Dhabi y Chicago). Tan solo dos sets separan a la nueva sensación del circuito o a la estrella consolidada, de una final en la que el tenis español puede firmar una página inédita en su historia.