OPINIÓN | El Plan nuestro de cada día

OPINIÓN | El Plan nuestro de cada día

Vamos a ser claros: lo de ‘El Plan’ es una milonga de proporciones épicas. La chavalada se vino arriba en twitter pensando en que Fernando Alonso iba a ser campeón del mundo en 2022 y, a la vista está, no a va a pasar. Reto a quien quiera que lea esta columna a que se juegue conmigo una cena en un restaurante caro a convenir si el asturiano alza la tercera corona.

No es que yo quiera que Alonso no cumpla con las directrices de ese presunta planificación perfecta hacia el tercer campeonato. Todo lo contrario: ojalá pase. Pero no se puede negar que ahora mismo Alpine no está para nada.

Leerán estos días hasta que llegue la próxima carrera, la de Arabia Saudí, que Alpine tiene cosas positivas a destacar. Y es verdad: no han empeorado. Por ejemplo, McLaren se ha pegado un guantazo que nadie vio venir, ni mucho menos ellos. Al menos el coche rosa sigue donde estaba en 2021 y no haciendo el ridículo por los últimos puestos.


SportYou

Pero tampoco han mejorado. Ver a Kevin Magnussen entrar 5º con el Haas (un viajero en el tiempo estornuda y…) que dejó Nikita Mazepin por un «quítame allá esa guerra de mi amigo Putin» demuestra que esta temporada quien golpea primero lo hace dos veces. Sin paños calientes: hay que mejorar y hacerlo rápido.

Alonsistas: toca esperar. Igual en ‘El Plan’ entraba también arrancar así, y para quien tenga prisa, que mire hacia Maranello, que ahí sí que hay fiesta.