NVIDIA creará la supercomputadora Tierra-2, una simulación digital del planeta que busca predecir la evolución del clima a décadas vista

NVIDIA creará la supercomputadora Tierra-2, una simulación digital del planeta que busca predecir la evolución del clima a décadas vista

«Necesitamos hacer frente al cambio climático ahora» defendió el jefe de la compañía, Jensen Huang, quien señaló que las predicciones a largo plazo son necesarias para «desarrollar las mejores estrategias de mitigación y adaptación».

La multinacional estadounidense NVIDIA, especializada en desarrollar unidades de procesamiento gráfico y tecnologías de circuitos integrados, ha revelado sus planes para crear una simulación computarizada de la Tierra con el objetivo de pronosticar los futuros cambios climáticos y adaptar las infraestructuras y a la humanidad a estos.

Bautizada Earth-2 (Tierra-2), el sistema creará un gemelo digital del planeta en Omniverse, plataforma de NVIDIA que permite a equipos de diseño 3D globales trabajar con múltiples paquetes de ‘software’ para colaborar en tiempo real en un espacio virtual compartido.

«La respuesta es la simulación»

En el blog oficial de la compañía, el director general de la tecnológica, Jensen Huang, advirtió que el calentamiento global ya se está traduciendo en una multiplicación de condiciones meteorológicas extremas, como «sequías históricas, olas de calor sin precedentes, intensos huracanes, tormentas violentas e inundaciones catastróficas». 

«Necesitamos hacer frente al cambio climático ahora», expresó, asegurando que para lograr este objetivo, «la respuesta es la simulación».

El jefe de NVIDIA señala que la humanidad necesita «modelos climáticos que predigan el clima en diversas partes del globo a lo largo de décadas» para «desarrollar las mejores estrategias de mitigación y adaptación«, reconociendo que «los resultados de estos esfuerzos no se sentirán durante décadas».

«A diferencia de los pronósticos del tiempo, que modelan principalmente la física atmosférica, los modelos climáticos son simulaciones para varias décadas en adelante que modelan la física, la química y la biología de la atmósfera, el agua, el hielo, la tierra y las actividades humanas», explica.

Ampliar las escalas de resolución 

Las simulaciones actuales, según Huang, no son suficientes, ya que abarcan resoluciones de entre 10 y 100 kilómetros, mientras hace falta una mayor resolución que modele los cambios del ciclo acuático global, que registra el movimiento del agua del océano, el hielo marino, la superficie terrestre, las capas subterráneas, la atmósfera y las nubes.

«Una resolución a una escala de un metro es necesaria para simular las nubes que reflejan la luz solar hacia el espacio», mencionó como ejemplo.  

Combinación de tecnologías 

«Por primera vez, disponemos de la tecnología necesaria para realizar modelos climáticos de altísima resolución, para saltar a la velocidad de luz y predecir los cambios en el clima extremo regional a décadas vista», sostuvo el directivo.

Esta meta, afirmó, se puede conseguir combinando tres tecnologías: la computación acelerada con el uso de unidades de procesamiento gráfico (GPU, por sus siglas en inglés); el aprendizaje profundo y los avances en las redes neuronales con aplicación a la física; y las supercomputadoras con algoritmos de inteligencia artificial.

Gracias al uso combinado de estas tecnologías, NVIDIA construirá «la supercomputadora más potente del mundo dedicada a la predicción de los cambios climáticos», concluyó Huang.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!