¿Nuevo caso de violencia vicaria? Encuentran en Portugal el cadáver calcinado de un niño de 3 años y a su padre con un disparo de bala

¿Nuevo caso de violencia vicaria? Encuentran en Portugal el cadáver calcinado de un niño de 3 años y a su padre con un disparo de bala

El hallazgo del pequeño se produjo después de que su madre denunciara que el hombre no lo había devuelto después de una visita.

Este domingo un grupo de cazadores halló los cadáveres de un hombre de nacionalidad alemana y de su hijo de tres años, en el municipio de Santa Margarida da Serra, en Portugal, en medio de un bosque.

El cuerpo del menor estaba calcinado dentro de un vehículo que había sido quemado; mientras que el adulto, de 44 años, había fallecido por el disparo de una pistola. Todo apunta a que el hombre se habría suicidado después de acabar con la vida de su hijo, por lo que podría tratarse de un nuevo caso de violencia vicaria. 

La madre del menor, de nacionalidad británica y residente en Portugal, había denunciado que el padre no había devuelto al pequeño después de una visita el anterior fin de semana, por lo que llevaba una semana desaparecido.

El presunto parricida sería Clemens Weisshaar, un conocido diseñador y arquitecto que tenía un estudio con sedes en varias capitales europeas. La madre, Phoebe Arnold, es diseñadora de moda.

¿Qué es la violencia vicaria?

Weisshaar y Arnold habían sido pareja desde al menos 2016, según indican algunos medios portugueses. La separación se produjo en julio de este año, cuando se entregó la custodia del hijo de ambos a la madre.

La violencia vicaria es la forma más cruel de violencia machista y tiene como finalidad hacer el mayor daño posible a la mujer a través de sus seres queridos, especialmente de sus hijos. 

Uno de los últimos casos de violencia vicaria que conmocionó a la opinión pública internacional fue el sucedido en la vecina España. Las hermanas Anna y Olivia, de seis y un año de edad, fueron arrojadas al mar por su padre en la isla canaria de Tenerife.

El cadáver de la mayor fue encontrado en el lecho marino sujeto a un lastre, mientras que los cuerpos de la pequeña, de tan solo un año, y del padre no han podido ser encontrados.