Morata sobre los pitidos de la Eurocopa: «Hay cosas en las que se debe avanzar, como el odio que se muestra»

Morata sobre los pitidos de la Eurocopa: «Hay cosas en las que se debe avanzar, como el odio que se muestra»

La Eurocopa hizo mella en Álvaro Morata. El delantero español fue el centro de las críticas durante todo el campeonato y además tuvo que pasar por otra serie de imprevistos que marcaron su participación con la selección española, como por ejemplo el aislamiento por los casos de Covid-19. De todo ello habla el jugador en una entrevista concedida a El País.



«La Eurocopa empezó como empezó, tuve un par de ocasiones que fallé… Hay que asumirlo, no es agradable, pero me sentí superarropado. Si no fuera por el míster y por los compañeros lo hubiera pasado mucho peor. Siempre me quedará en la cabeza que hubiera pasado de ganar a Italia porque con nuestro juego contra Inglaterra hubiésemos tenido muchas posibilidades. Pero lo mejor es que fuera nos hemos ganado el respeto de los rivales y de aficionados», cuenta Morata.

El delantero fue objeto de pitos en su propia casa, protagonizando episodios muy poco amables por parte del público. «Es desagradable. Cuando mi familia o mis amigos tratan de quitarle hierro para que estés bien te dicen ‘no te pitaban a ti, es que no les gustaba el cambio…’ Siempre les digo: ‘Imaginaros un primo mío que trabaja en una gasolinera y le empiezan a pitar y a insultar porque se le ha salido un poco de gasolina’. No hay nadie perfecto, no somos máquinas, sé lo que se me exige aquí. Todo lo que sean críticas desde el respeto o que me piten no me puede enfadar, aunque me moleste, pero hay cosas en las que hay que avanzar, como es el odio que se muestra. No es una buena educación, he visto a niños con padres y a estos con cara de rabia y eso es lo que aprende su hijo. De todas formas creo que algo está cambiando, que la gente se está dando cuenta de que hay límites. Dentro del campo me pueden insultar o escupir, pero fuera cuando voy paseando yo, o mi mujer, con mis hijos, no, es diferente«

Tras todo eso, Morata admite que siempre aprende algo y admite que la Eurocopa le ayudó a crecer. «He dicho muchas veces que desgraciadamente he pasado muchos malos momentos y que si hubiera tenido otra mentalidad a lo mejor hubiera sido mejor jugador, pero no hubiera tenido la trayectoria que he tenido. Se habla muchas veces de que tengo periodos malos, pero también tengo mucha fuerza de voluntad para salir de los momentos malos. Aunque suene raro, ganar la reciente Eurocopa hubiera sido una victoria, pero para mí ya lo fue sobreponerme de una situación que, de verdad, era trágica. Había veces que me levantaba en la habitación y no tenía ganas de nada. Hasta que bajaba al desayuno y veía a mis compañeros o hablaba con mi mujer por teléfono y recuperaba las ganas de todo», analiza el delantero. «En el momento en el que era la persona más observada de España tiré un penalti ante Eslovaquia, a la que luego goleamos, pero que nos podía haber eliminado. Luego, contra Italia, tiré el que nos dejó fuera, pero creo que hay poca gente que hubiera dado todo lo que tiene como yo para ganar con España».

Además, Morata trata un tema de tanta actualidad como la juventud del relevo que llega en el fútbol español, con jugadores como Pedri o Gavi a la cabeza. «Lo de ahora es alucinante, cuando yo tenía 17 años me costaba una barbaridad entrenar con el primer equipo y la primera vez que vine aquí, no sé si por ver a Iniesta, a Cesc… Pero ahora ves a Pedri o a Gavi y parece que tienen 32 años, es una cosa de locos. Hablando con Gavi le he preguntado que dónde vivía y me ha dicho que en La Masia porque acaba de cumplir los 17, ¡la madre que me parió, le saco más de diez años! Tienes que tener la técnica, no solo la madurez, y ellos técnicamente son privilegiados. La Eurocopa que hizo Pedri fue espectacular y con Gavi vi el partido en directo contra Italia y no me creía que fuera su primer partido. Pegaba y se comió a todos»