«Me borraron de WhatsApp por ser géminis»: las personas que basan sus relaciones en los signos del zodíaco

«Me borraron de WhatsApp por ser géminis»: las personas que basan sus relaciones en los signos del zodíaco
Vinícius LemosBBC News Brasil, Sao Paulo

12 minutos

Fuente de la imagen, Arquivo pessoal

A Taciano Santos, de 27 años, le sorprendió el giro que dio la conversación con alguien a quien conoció en una app de citas.

Llevaban dos semanas en contacto y dice que se estaban llevando bien, hasta que hablaron de sus signos del zodíaco.

«Cuando le dije que soy géminis, me borró de WhatsApp», le dice el químico a BBC News Brasil. La persona le argumentó, según Taciano, que un géminis podría causarle confusión en su vida.

Al principio se rió de la situación, dice, porque pensó que era una broma. Pero e asustó cuando se dio cuenta de que era algo grave y que la persona ya no quería seguir en contacto.

Según Taciano, el episodio ocurrió hace más de dos años y lo marcó, pues nunca antes se había sentido rechazado por su signo.

«He escuchado cosas buenas sobre los géminis, aunque la mayoría de las veces los comentarios son negativos o se hacen pequeños chistes. Sin embargo, no había experimentado nada de esta intensidad», comenta.

No es difícil encontrar a quienes dicen que el zodíaco es un criterio a seguir para entablar una relación. Si se hace una búsqueda en las redes sociales, se pueden encentrar numerosos comentarios de personas que afirman evitar parejas de ciertos signos.

Ya sea Acuario, Géminis, Capricornio, Aries o cualquier otro, ningún signo escapa a las redes: todo el mundo es objeto de algún tipo de crítica sobre las relaciones.

En los comentarios, muchos consideran las malas experiencias que han tenido con personas de ciertos signos como el principal criterio para definir con cuáles no deben involucrarse.

En una encuesta que la aplicación de citas Badoo realizó entre 1.248 de sus usuarios en Brasil en septiembre del año pasado, el 44% afirmó que la compatibilidad de signos es un factor importante para decidir con quién salir.

Fuente de la imagen, Reprodução

Y el 20% de los encuestados reconoció que era el signo la razón por la que estaba en contacto con otras personas.

Pero los expertos entrevistados por BBC News Brasil señalan que usar el signo del zodíaco como criterio para iniciar una relación puede llegar a impedirla.

«Hay que tener cuidado con que esta búsqueda de criterios excesivos, como el del signo del zodíaco, no se vuelva un autosabotaje por haber tenido malas relaciones antes», señala el psicólogo Fellipe Augusto de Lima, del Instituto de Psiquiatría del Hospital das Clínicas de la Universidad de São Paulo (USP).

Incluso quienes estudian astrología enfatizan que el signo no debe adoptarse como criterio fundamental para definir una relación (leer más abajo).

Definida por quienes la estudian como un conocimiento milenario, la astrología surgió del análisis de los ciclos de las estrellas y las fases de la Luna, las cuales fueron divididas en 12 unidades, conocidas hoy como los signos del zodíaco.

Si bien es relegada por algunos o incluso clasificada como «pseudociencia», otros la consideran un conocimiento fundamental y la utilizan para atribuir características a las personas o incluso definir aspectos de la vida.

La periodista Juliana Fernandes, de 30 años, es un ejemplo de quienes creen que el signo es algo esencial en su vida. «Lo uso para relacionarme con todos, ya sea en el trabajo, con las amistades, en la familia o en las relaciones amorosas», le dice a BBC News Brasil.

Cuenta que empezó a prestarle atención cuando (un novio) la dejó, un golpe que tardó en superar.

«Estaba tratando de entender por qué había roto conmigo. Él es piscis. Un día vi que Libra (mi signo) y Piscis no son muy compatibles en el amor. A partir de ese momento comencé a sentir curiosidad y a leer más sobre astrología», dice.

Juliana cree que la astrología ayuda a comprender mejor a las personas. «Me ayuda a lidiar mejor con las diferencias», dice.

Afirma que nunca dejó de relacionarse con alguien por su signo, pero admite que tiene preferencias. «Mis favoritos son los tauro y los sagitario. Siempre me llevo bien con la gente tauro, me gusta su forma de vida. Y me encanta la alegría y la espontaneidad del sagitario, siempre alegre, va a por todas. Pero, en general, me gustan casi todos», declara.

El comportamiento de quienes consideran el signo como un factor importante en una relación puede sorprender a quienes no le dan la misma importancia al tema.

Taciano dice, al ser rechazado por ser géminis, empezó a preocuparse por cómo se puede aplicar la astrología a una relación. «(Algunos) Se toman muy en serio el signo, como si lo definiera todo. A eso reducen las experiencias y la personalidad de alguien», afirma.

«Me gusta conversar sobre los signos, pero un bar, por ejemplo. No me lo tomo en serio», añade.

Fuente de la imagen, Archivo personal

«Solo sabrás cómo es cuando empiecen a hablar»

El psicólogo Fellipe Augusto de Lima ha atendido a pacientes que consideraban la astrología un elemento fundamental en una relación.

Son personas que buscan seguridad, dice, y que creen que con el signo zodiacal pueden saber cuál es la personalidad de alguien o incluso adelantar cómo será la relación.

«Son personas que ya no quieren a alguien con determinado signo porque tuvieron una experiencia negativa. Es como si la persona hubiera tenido una relación con un virgo, que pudo haber sido alguien controlador, rígido, y por ello no va a querer relacionarse con nadie más de ese signo», comenta.

Según él, esta postura puede causar problemas, hacer que una persona se aísle socialmente o se obsesione con los signos.

«Cuando se encuentre con alguien y tenga una característica atribuida a un signo que podría disgustarlo, puede perder interés», explica el psicólogo. Así, «esta persona que considera fundamental el signo puede sentirse deprimida y pensar que nada le funcionará», añade.

El especialista destaca que sólo es posible conocer a una persona al hablar con ella, sin presumir que su carácter es de determinada manera por su signo.

«El signo forma parte de lo hipotético. La persona solo sabrá si alguien es su compañero potencial cuando empiece a hablar con él».

Fuente de la imagen, Getty Images

Lima señala que los signos no son herramientas adoptadas en psicología. «Pueden ser un indicador de características de la población general, pero no los usamos», dice.

«En psicología existe, por ejemplo, la evaluación de la personalidad, que se hace mediante entrevistas clínicas, conociendo la historia de vida y a la familia», detalla.

Aun considerando que es una posición equivocada, el psicólogo afirma que es poco probable que quienes utilizan el signo como criterio fundamental para entablar una relación no lo hagan.

«Hoy, las aplicaciones y las redes sociales difunden mucho esta idea y hacen que la gente se sienta segura siguiendo esta línea», expresa.

«No hay necesidad de tomárselo demasiado en serio»

Jhuany Monique, asistente de telemarketing de 20 años, consideraba que los signos zodiacales eran importantes en una relación.

Desde hace años, escucha a diario las predicciones del horóscopo en la radio. «Cuando hablan de los colores indicados para el día, siempre trato de tener algo de ese color. Más vale prevenir que curar», dice riendo.

Ella, que es aries, dice que tenía miedo de relacionarse con personas de algunos signos, incluidos los géminis, porque creía que no serían confiables.

Cuando conoció a Ruan César en 2019, Jhuany dice que saber que era géminis la echó para atrás. «Pero todavía estamos juntos», cuenta.

Comenzaron a salir y al poco se quedó embarazada. La fecha del nacimiento de su hijo le trajo una sorpresa más: el niño resulto también ser géminis. «Estaba programado para el 11 de mayo, (y de haber nacido en esa fecha) hubiera sido tauro. Pero esperó hasta el 21 de mayo para nacer, precisamente el primer día Géminis».

Aún escucha la información sobre el horóscopo a diario, pero dice que ha cambiado la forma en la que interpreta el asunto en una relación. «No hay necesidad de tomárselo demasiado en serio. Cada persona tiene su propia personalidad y carácter», señala Jhuany.

Fuente de la imagen, Archivo personal

Como en el caso de Jhuany, no es raro encontrar parejas que podrían no haber sido consideradas «ideales» según las combinaciones y afinidades dictadas por los signos.

Una de las investigaciones más importantes sobre el tema se llevó a cabo en el Centro de Estudios para el Censo y la Investigación de la Universidad de Mánchester, en Reino Unido.

El estudio, publicado en 2007, analizó los signos zodiacales de 10 millones de parejas en Gran Bretaña.

Analizó supuestas afinidades entre los signos predichos por los astrólogos y vio que estas parejas no tenían «ninguna compatibilidad» que justificara que estuvieran juntas.

Por tanto, concluyó que no había indicios de que sea posible evaluar si una pareja tendráuna buena relación en base al signo zodiacal.

Aunque cuando terminaron la investigación, dice el científico David Voas, no se hicieron «ilusiones de que (el estudio) perjudicaría la popularidad de la astrología».

«Búsqueda de respuestas lógicas en un mundo caótico»

Según los astrólogos entrevistados por BBC News Brasil, el signo zodiacal no debe considerarse información relevante cuando dos personas se están conociendo.

«Hay muchos factores involucrados y el primero es siempre si las dos personas se sienten atraídas, si la conversación fluye y si existe un interés mutuo en iniciar una relación», dice la astróloga Paula Belluomini, directora de la Sociedad Internacional para la Investigación Astrológica en Brasil (International Society for Astrological Research, o ISAR, por sus siglas en inglés).

El astrólogo subraya que analizar una relación basada únicamente en el signo zodiacal es una acción «apresurada y basada en conceptos preconcebidos, en su mayoría superficiales, que no deja de ser discriminación».

Comenta que ha notado que la astrología está despertando cada vez más interés en los últimos años.

«No solo con la popularización de internet y el fácil acceso a la información, sino también quizás por la búsqueda de respuestas lógicas en un mundo caótico», dice.

«La falta de orientación psicológica o familiar, con la sustitución de los valores humanos por el éxito material, donde la prosperidad económica es sinónimo de felicidad, acaba creando un vacío existencial», asegura.

Y con el creciente difusión de la astrología, más personas pueden interesarse por el tema y adoptar el zodíaco como criterio fundamental en muchas áreas de la vida.

«Los signos y la astrología se han convertido en el criterio más utilizado no solo en las relaciones amorosas, sino en las relaciones humanas en general», dice la astróloga Aline Maccari.

«Estamos hablando de un sistema de pensamiento que nos ayuda a comprender el comportamiento humano en profundidad», agrega.

Fuente de la imagen, Archivo personal

Aline, conocida en las redes sociales como «la astróloga», señala que evaluar a alguien por su signo zodiacal es un error.

Sin embargo, las astrólogas dicen que es posible comprender mejor una relación mediante un análisis profundo de los signos.

Según ellas, esto se hace a través de una técnica que en astrología se conoce como sinastría y que consiste en comprobar el grado de compatibilidad entre dos personas a través del mapa astral de cada una de ellas.

El mapa astral es un retrato del cielo en el día y la hora en que nació una persona. Según la astrología, refleja la posición de los planetas en el cielo ese día y va mucho más allá del signo zodiacal de alguien, ya que también muestra los signos de la Luna, Venus, Marte, entre otros astros.

Este tipo de evaluación, según Paula y Aline, solo la pueden realizar los astrólogos. «Es una técnica muy compleja. Un lego en el tema podría hacer tonterías», dice Aline.

«Esta compatibilidad entre signos se conoce y se utiliza desde la antigüedad. Fue una de las técnicas astrológicas más desarrolladas durante la era moderna. Hay signos que son más fácilmente compatibles con otros», eplica Paula Belluomini.

Sin embargo, los astrólogos enfatizan: incluso con este método, no es posible definir si una relación será buena y si durará toda la vida. «Pero podemos tener buenas pistas (a través de la astrología)», asegura Aline.

Paula dice que en un principio es importante dejar que una relación, ya sea de noviazgo, amistad o profesional, se desarrolle respetando las características de los involucrados, independientemente del mapa astral de cada uno.

Eso es porque, según Paula, quienes estudian astrología saben que independientemente del signo o del mapa, hay un criterio que hay que tener en cuenta: la personalidad de alguien y su forma de tratar a los demás.

Y eso, señala, depende del nivel de madurez y autoconocimiento de la persona.

«Al fin y al cabo, es cada quien el que debe esforzarse por mejorar su relación con otros y reflexionar sobre sus propios problemas a superar para llegar a un nivel más armónico de interacción, ya sea social o personal».

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.