Maroto convoca de urgencia a la industria ante la crisis de la energía: «La mitad del acero ya ha parado sus fábricas»

Los grupos industriales pedirán al Gobierno que intervenga en el mercado de la energía. «Si no toma medidas habrá despidos y no serán responsabilidad de Putin». Leer

La ministra de Industria, Reyes Maroto, ha convocado a las grandes patronales industriales para tratar la crisis del sector ante la fuerte escalada de los precios energéticos. La reunión busca conocer la situación real del sector, que ya ha comenzado a aplicar medidas extremas como la parada temporal de sus centros de producción para esquivar el elevadísimo coste registrado por el megavatio hora en el mercado mayorista de la luz.

Hay sectores, como el siderúrgico, en el que la mitad de las fábricas ya se ha visto forzada a tomar medidas para aliviar los costes energéticos como adelantar las paradas técnicas, mandar a sus empleados de vacaciones a casa o, en el último extremo, aprobar un ERTE para suspender temporalmente el empleo a su plantilla.

Los grupos industriales pedirán al Gobierno que intervenga en el mercado de la energía y limite el precio del megavatio hora, ya sea capando el precio máximo del ‘pool’ o sacando a las centrales de gas del mercado para evitar que su precio acabe contaminando al resto de la energía vendida.

La industria presentará a la ministra Maroto sus cálculos realizados para estimar el golpe que supone el actual precio de la energía. Para una fábrica con una producción de un millón de toneladas de acero y una exposición al ‘pool’ eléctrico del 85%, por ejemplo, tener que comprar la electricidad a los precios actuales supondrá un sobrecoste anual de 100 millones de euros frente a la competencia francesa. «Estas diferencias son insostenibles. Habrá despidos y serán responsabilidad del Gobierno, no de Putin», lamentan en una de las patronales que hoy acudirán a la cita en Industria.

Maroto aprovechará el encuentro para intentar atar el respaldo de la industria a las medidas que impulsa el Gobierno en Europa de cara al Consejo Europeo de los próximos días 23 y 24. «Puedo decir que contamos con el apoyo de las asociaciones industriales y de los sindicatos de cara al plan que el Gobierno está defendiendo en Europa. Nos lo han trasladado por escrito y estoy convencida de que mañana se va a poner de manifiesto porque la unidad va a ser fundamental», recalcó ayer la ministra en la rueda de prensa posterior a la celebración del Consejo de Ministros.