Deprecated: Methods with the same name as their class will not be constructors in a future version of PHP; RSS_Import has a deprecated constructor in /home/georgianoticias/public_html/wp-content/plugins/rss-importer/rss-importer.php on line 43
Los técnicos de la Comisión Europea consideran excesiva la bajada de la luz que proponen España y Portugal – Georgia Noticias Today

Los técnicos de la Comisión Europea consideran excesiva la bajada de la luz que proponen España y Portugal

El análisis preliminar en la Comisión Europea es que el límite de 30 euros por MWh es demasiado bajo y Calviño acepta ya subirlo: «Es un mínimo, una posición de partida» Leer

Los técnicos de la Comisión Europea consideran excesiva la bajada de la luz que proponen España y Portugal

El análisis preliminar en la Comisión Europea es que el límite de 30 euros por MWh es demasiado bajo y Calviño acepta ya subirlo: "Es un mínimo, una posición de partida" Leer

Los técnicos de la Comisión Europea han acogido con recelo la propuesta de España y Portugal de limitar el precio del gas a 30 euros/ megavatio hora y la ven excesiva en análisis preliminar. Fuentes comunitarias señalan a este diario que un techo tan bajo puede suponer una distorsión más allá de lo aceptable en el mercado europeo.

El Gobierno español ha jugado fuerte y, tras un tira y afloja con el portugués, ha decidido plantear un precio máximo de referencia que forzaría una rebaja de la luz de más de la mitad sobre los costes actuales. Al limitar a 30 euros MWh el techo al que puedan ofertar las centrales de ciclo combinado en el sistema eléctrico, el precio de la luz podría pasar de los más de 200 MWh actuales a alrededor de 100, según expertos consultados.

Sin embargo, tan drástico recorte es visto con reservas en los equipos de la Comisión, según las fuentes consultadas por este diario, aunque un portavoz de Bruselas se remite por ahora al examen al que se va a someter el plan sin apuntar aún si es excesivo.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, se comprometió al término del Consejo Europeo del pasado día 24 a un «trato especial» a España y Portugal por su condición de isla energética. Ese permiso a los ibéricos para intervenir al mercado mientras está vedado al resto de socios ya es un paso delicado para la Comisión Europea y si además es una intervención excesiva puede afectar a otros sistemas eléctricos e industrias europeas, por mucho que haya una barrera de interconexiones en los Pirineos.

La vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, confirmó este jueves implícitamente esos recelos comunitarios al presentar los 30 euros MWh como negociables y como posición de máximos de España y Portugal. «Todavía no hemos hecho más que empezar el trabajo con la Comisión, así que yo pediría tranquilidad y paciencia. Hemos propuesto el precio más barato del gas al que entendemos debería producirse ese ajuste, 30 €/MWh, pero es uno de los elementos técnicos de la propuesta que tenemos que discutir con la Comisión Europea», declaró este jueves en León. «Es el mínimo que se puede plantear como una posición de partida», abundó la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, admitiendo ya que no va a ser posible la luz verde comunitaria a esa cifra. De hecho, aunque la ha terminado asumiendo, los 30 MWh le parecía una frivolidad hace unos días cuando la planteó Podemos.

Otra señal de que el Gobierno no tiene clara la aprobación es su resistencia a hacer pública la propuesta. Trascendió por el diario portugués Publico y sólo horas después lo confirmó Ribera en un acto en la capital leonesa. También se cuidó de intentar explicar que el sistema diseñado no supondría, en su opinión, una distorsión con Francia. Consiste en «introducir un sistema de doble casación, una en frontera para que las exportaciones de electricidad sean retribuidas al precio que correspondería en ausencia de un mecanismo de ajuste; y una segunda casación, donde se introduce el ajuste y el pago por encima del coste del gas es asignado automáticamente en ese margen que queda de tecnologías mucho más baratas hasta el precio que ha sido retribuido el gas a primera instancia». En otras palabras, un precio de cara a Francia y otro interno, que Bruselas debe evaluar si es realista al ser los operadores los mismos.

En todo caso, el Gobierno lo plantea como «temporal» y con compensación a las centrales de ciclo combinado que ya no podrán ofertar su electricidad generada con gas al precio de mercado. Para no añadir dificultades en Bruselas, España y Portugal descartan indemnizar a las gasistas con dinero público y prevén un recargo en el recibo para que lo paguen los consumidores. Con todo, éstos saldrían beneficiados por la fuerte rebaja en el recibo, si Bruselas acepta.

Mientras tanto, las ministras de Podemos reivindicaron inmediatamente la cifra de 30 euros al ser la que plantearon inicialmente para enfado de la vicepresidenta primera, Nadia Calviño. Ésta les afeó el dato e instó al Gobierno a no hablar «a la ligera». La titular de Igualdad, Irene Montero, recordó que es la cifra que propuso Podemos, aunque a diferencia de Ribera, la ha dado ya por «conseguida» en Bruselas, pero quedan semanas de negociación y Calviño asume que al alza.

El origen de la negociación es que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y el primer ministro portugués, António Costa, anunciaron el pasado viernes que habían recibido licencia para establecer un límite al precio del gas al margen del mercado europeo al ser la península «una isla energética». Fue al término del Consejo Europeo y, aunque en las conclusiones no figuró expresamente la excepción ibérica, sí fue aceptada en declaraciones públicas por Von der Leyen y el canciller alemán, Olaf Scholz.

Sánchez anunció el lunes que esta misma semana España y Portugal presentarían a Bruselas una medida «excepcional y temporal» y subrayó que esta medida «no supone subvencionar el gas, no rompe los incentivos para las renovables ni los flujos eléctricos entre países» y permitirá a España y Portugal «rebajar significativamente los precios de la electricidad de forma inmediata» y sin «distorsionar» el mercado de la electricidad de Europa.

«Tengo el convencimiento de que la aprobación por parte de la Comisión Europea se va a producir en un muy breve plazo de tiempo y al día siguiente será aprobada en el Boletín Oficial del Estado con efectos inmediatos en las facturas de la luz de los ciudadanos», subrayó. Ribera asume que las conversaciones serán largas tanto por la magnitud de la intervención como por la duración. El planteamiento de máximos del Gobierno es que se le permita limitar los precios del gas hasta final de año.