Los primeros evacuados de la acería de Mariupol llegan a Zaporiyia

Los primeros evacuados de la acería de Mariupol llegan a Zaporiyia

Las últimas noticias Guerra Rusia-Ucrania: en directo Guerra en Ucrania Mariupol, antes y después de la guerra: un catálogo del horror

El ejército ruso y las fuerzas prorrusas lanzaron una ofensiva contra la acería de Azovstal, último reducto de resistencia ucraniana en la ciudad de Mariupol (al sur de Ucrania), de la que han sido evacuados cientos de civiles en los últimos días gracias a un alto el fuego.

«Unidades del ejército ruso y de la República Popular de Donetsk, utilizando artillería y aviones, comenzaron a destruir» las «posiciones de tiro» de los combatientes ucranianos, dijo el Ministerio de Defensa, citado por las agencias rusas.

Rusia asegura que el ataque se produjo después de que los soldados ucranianos que aún resistían en la siderúrgica aprovecharan el alto el fuego para tomar posiciones de tiro. «Se declaró un alto el fuego, los civiles tuvieron que ser evacuados del territorio de Azovstal. Azov y los militares ucranianos, que están estacionados en la planta, lo aprovecharon. Salieron del sótano, tomaron posiciones de fuego en el territorio y en el edificio de la fábrica», dijo la agencia de noticias RIA citando al ministerio de Defensa ruso.

Ucrania había anunciado hoy que se reanudaba la evacuación de civiles en Mariupol. «Mariúpol: la evacuación continúa», anunció la presidencia ucraniana en un informe matinal.

Las autoridades municipales de esta ciudad portuaria al sur del Donbás, casi totalmente ocupada por los rusos, anunciaron el lunes por la noche un acuerdo para una evacuación con el respaldo de la ONU y la Cruz Roja.

Según Kiev, más de 100 civiles fueron evacuados el fin de semana de la planta de Azovstal, el último reducto ucraniano en Mariúpol, donde soldados y civiles permanecen refugiados en un laberinto de túneles subterráneos.

Pero el lunes, en Zaporiyia, 200 km al noroeste, un estacionamiento convertido en punto de acogida para los refugiados no vio llegar ningún convoy procedente de Mariupol, clave en los planes rusos de unir los territorios bajo su control en el Donbás (al este) y Crimea (al sur del país).

Ayer, el batallón Azov, denunció nuevos bombardeos rusos, «incluso contra edificios donde hay civiles». Según la vice primera ministra ucraniana Iryna Vereshchuk, «cientos de civiles» siguen «bloqueados en Azovstal».