Xavi Hernández ha regresado a la que es su casa por la puerta grande. En honor de multitudes, con casi 30.000 personas en las gradas del Camp Nou para su presentación y rodeado de agasajos y piropos, el nuevo entrenador del FC Barcelona ha dejado clara la dirección que quiere tomar con el equipo.



La idea de Xavi no es entrar con mano dura en el vestuario del Barça, pero sí la de dar herramientas para ser exigentes y conseguir resultados. Con la mentalidad de ganar sobre todas las cosas, rechazando el empate y la derrota, flamante técnico blaugrana quiere reconducir el rumbo de un equipo a la deriva.

Para el nuevo técnico, «todos los jugadores empezarán de cero» y no habrá preferencias con unos u otros. Lo importante será el trabajo conjunto y remar en una misma dirección. Un concepto que ha dejado bien claro a lo largo de una rueda de prensa que ahora os resumimos con diez píldoras.

«Sólo os puedo decir una cosa, somos el mejor club del mundo».
«El Barça no puede permitirse empatar o perder. Tenemos que ganar cada partido».
«Quiero transmitir positivismo, exigencia. Aquí no vale el notable. Tenemos que trabajar para ser los mejores».
«Evidentemente estamos preocupados. Hay un problema y hay que detectarlo».
«No hay que ser duro para cumplir las normas. No es disciplina, es orden».
«Tenemos una buena plantilla. Tenemos que trabajar, ganar partido a partido y tratar de competir contra todos los rivales posibles».
«Dembélé en su posición, trabajando bien, puede ser el mejor del mundo».
«Los veteranos son a los que más voy a exigir porque tienen que liderar. Sé de qué pie cojean, con sus virtudes y defectos».
«Es la idea de Cruyff: mi primer defensa es el delantero y mi primer atacante el portero. Tener un bloque».
«Estoy aquí para ayudar a los jugadores y darles herramientas para que puedan rendir todavía mejor».