La Policía alemana encuentra pruebas físicas de Madeleine McCann en la furgoneta del principal sospechoso

La Policía alemana encuentra pruebas físicas de Madeleine McCann en la furgoneta del principal sospechoso

Investigación El abogado del principal sospechoso de la desaparición de Madeleine McCann ve su imputación «sobreestimada» Desaparición La Policía alemana está convencida de que Madeleine McCann fue asesinada en Portugal

Hans-Christian Wolters, investigador al frente del caso contra el pedófilo y violador alemán, Christian Brueckner, principal sospechoso de la desaparición de Madeleine McCan ha informado de que han encontrado «nuevos hechos y nuevas pruebas» del caso». «No son pruebas forenses sino pruebas y, gracias a nuestras pruebas, estamos seguros de que él es el asesino de Madeleine McCann. Estamos seguros de que mató a Madeleine«, ha afirmado, según publica el diario británico The Sun.

La revelación se produjo después de que lo presionaran en la televisión por los rumores de los últimos días de que se recuperaron pruebas en la caravana de Christian Brueckner. Se especuló que se trataba de fibras del pijama de la pequeña desaparecida ahora hace 15 años.

Wolters fue entrevistado por la periodista de la televisión portuguesa Sandra Felgueiras por el 15º aniversario de la desaparición de Madeleine McCann. Cuando desapareció en Praia da Luz, la niña de tres años vestía un pijama rosa estampado de Winnie the Pooh. Nunca se ha encontrado ningún rastro.

Pero recientemente surgieron rumores de que se había encontrado algo en el VW amarillo y blanco que conducía Christian Brueckner en ese momento. Felgueiras preguntó a Walters si era cierto que encontraron algo que pertenecía a Madeleine en la caravana de Christian Brueckner. Wolters respondió con un «no puedo comentar detalles de la investigación».

Felgueiras insistió: «Pero no puedes negarlo, ¿verdad?». Y fue cuando Wolters respondió: «No quiero negarlo», aunque más tarde matizó su declaración, agregando que no podía decirlo «porque el sospechoso aún no ha sido informado». Según la ley alemana, los detalles de una investigación policial no pueden hacerse públicos hasta que el sospechoso y su equipo legal reciban todos los detalles del caso en su contra.

Christian Brueckner, de 45 años, siempre ha negado cualquier participación en el secuestro de Madeleine. Esta semana afirmó que estaba a kilómetros de donde se llevaron a Madeleine McCann y, en cambio, estaba teniendo sexo en su camioneta con una mujer dispuesta a respaldar su coartada. Sin embargo cualquier rastro forense o de ADN que vincule a Christian Brueckner con Madeleine seguramente acelerará los esfuerzos policiales para finalmente acusarlo de su secuestro y asesinato.