La policía abre una investigación al líder laborista Keir Starmer por violar las reglas del Covid

La policía abre una investigación al líder laborista Keir Starmer por violar las reglas del Covid

Del «Partygate» al «Beergate»… La policía británica ha anunciado la apertura de una investigación contra el líder de la oposición laborista Keir Starmer por violar supuestamente las reglas del Covid durante una comida con su personal en la campaña de las elecciones especiales en Hartlepool en 2021.

Las fotos de Stamer con una botella de cerveza en la ventana, publicadas por The Daily Mail, han servido de suficiente prueba para que la policía de Durham decida abrir una investigación sobre el incidente. Curiosamente, la propia policía de Durham exculpó al entonces estratega de Boris Johnson, Dominic Cummigns, por saltarse las reglas del primer confinamiento en el 2020 y viajar 400 kilómetros con su familia desde Londres.

El nuevo escándalo del «Beergate» amenaza también con salpicar a la diputada Angela Rayner. La número dos laborista negó en primera instancia haber asistido a esa reunión y y luego tuvo que admitirlo tras la publicación de las fotos en The Daily Mail, que lleva una semana dando una cobertura especial al incidente.

La policía de Durham, que inicialmente consideró que no había indicios de posibles infracciones, justificó el retraso en el anuncio para no interferir en las elecciones locales celebradas el 5 de mayo en Inglaterra, en la que los británicos propiciaron un «voto de castigo» a Boris Johnson tras haber sido multado por el «Partygate».

El «premier» podría recibir en los próximos días nuevas multas por su participación en seis de las doce fiestas celebradas en Downing Street durante los confinamientos que están siendo investigadas por Soctland Yard. Johnson se enfrenta también a una investigación parlamentaria sobre si mintió ante la Cámara de los Comunes cuando dijo en repetidas ocasiones que no se habían violado las reglas del Covid en Downing Street.

La diputada laborista Emily Thornberry declaró que Keir Starmer está dispuesto a «responder a todas las preguntas» sobre la reunión en Hartlepool. «Tenemos total confianza en que no se violaron las reglas del Covid», declaró Thornberry. «Entendemos la presión que ha habido sobre la policía para abrir esta investigación, sobre todo a partir del revuelo crado por los periódicos que apoyan al Partido Conservador».