La ovación a Marc Soler tras su lucha por terminar la etapa: aguantó vómitos y problemas gástricos

La ovación a Marc Soler tras su lucha por terminar la etapa: aguantó vómitos y problemas gástricos

Marc Soler pasó uno de los peores momentos de su carrera ciclista. El corredor del UAE Emirates, uno de los gregarios de lujo de Tadej Pogacar, terminó la etapa 16 del Tour de Francia en unas condiciones que hubieran llevado a muchos a abandonar antes de tiempo. Sin embargo los vómitos y los problemas gástricos no impidieron al español llegar a meta en medio de una bonita ovación del público.

Pese a llegar fuera de control a la localidad de Foix, Marc Soler no tiró la toalla. Tuvo que visitar el coche del médico al principio de la etapa después de haber vomitado y comentó al doctor que tenía problemas estomacales. «La barriga se me hincha», se le escuchó decir en la retransmisión de la carrera. Se le recomendó abandonar, pero el corredor del UAE se negó a ello.

Soler se quedó descolgado en una de las primera subidas de la etapa, pero quiso terminar la jornada y cruzar la meta, pese a posteriormente verse obligado a abandonar el Tour por segundo año consecutivo. El retraso de 15 minutos con el que acabó no evitó que se le recibiese con una calurosa ovación.

La marcha de Soler deja a Pogacar sin uno de sus mejores gregarios y le complica un poco más arrebatar el maillot amarillo a un Jonas Vingegaard que se está mostrando muy sólido durante toda la ronda gala.