La negociación maratoniana por Twitter continúa: la compañía y Elon Musk acercan posturas para cerrar ya la venta

La cúpula de la compañía se abre a negociar con el CEO de Tesla después de que éste desglosara su financiación por valor de 46.000 millones de dólares Leer

La negociación maratoniana por Twitter continúa: la compañía y Elon Musk acercan posturas para cerrar ya la venta

La cúpula de la compañía se abre a negociar con el CEO de Tesla después de que éste desglosara su financiación por valor de 46.000 millones de dólares Leer

Twitter negocia ya con Elon Musk la venta de la compañía. La oferta del hombre más rico del mundo ha estado sobre la mesa del Consejo de Administración de la empresa durante este domingo, según recogen medios norteamericanos como The New York Times y The Wall Street Journal. Con 43.394 millones de dólares como bandera, el CEO de Tesla lanzó su propuesta a mediados de abril después de conocerse que ya destaca como uno de los principales accionistas de la compañía, con un 9,1% del total de las participaciones.

Los 11 miembros de la cúpula de la empresa han mantenido una reunión toda la noche, a continuación de otra celebrada a primera hora. Es decir, lo que podría parecer una bravuconada es ya una posibilidad a tener en cuenta. Ante estas informaciones, Twitter ha mejorado su cotización un 5% en las operaciones previas a la apertura de la Bolsa de este lunes.

La oferta de Musk nunca fue solicitada, pero el emprendedor de 50 años parece decidido a hacerse con la tecnológica, para lo que presentó el pasado jueves un plan de financiación. Ese respaldo, tal y como recogen los diarios que avanzan estas conversaciones, habría resultado clave para que Twitter entrara a valorar los planes de Musk, habitual tuitero con un perfil a menudo polémico para sus manifestaciones públicas.

Con 73,1 millones de acciones de Twitter, Musk en principio requeriría en torno a 39.000 millones de dólares para hacerse con el 90,9% de participaciones que aún no posee. El millonario ofrece 54,20 dólares por acción, con una prima del 38% con respecto al cierre de Twitter del 1 de abril, último día previo a que aflorara su participación por encima del 9%. Fuentes mencionadas por Reuters aseveran que el Consejo podría dar por buena esa cantidad, que Musk insistió en presentar como su «mejor y última oferta».

Musk desglosó su financiación a la Comisión del Mercado de Valores de EEUU (SEC por su sigla en inglés), el mismo supervisor que le ha afeado sus comentarios sobre empresas cotizadas. Las entidades financieras, entre las que mencionaba a Morgan Stanley, le proveerían un préstamo 13.000 millones en líneas de crédito y un préstamo de 12.500 millones de dólares respaldado por las participaciones de Musk en Tesla. A esa suma, Musk añade 21.000 millones de dólares procedentes de fondos propios.

Tesla vale más de un billón de dólares y Musk controla en torno al 17% de las participaciones de ese fabricante de vehículos eléctricos. Otros de sus proyectos son la aeroespacial Space X o Boring Company, tuneladora del área de movilidad de la que la semana pasada, gracias a una ronda de financiación, se supo que vale 5.680 millones de dólares.

Los 13.000 millones de crédito se desglosarían en una línea de crédito principal garantizada a término por importe de 6.500 millones de dólares, una línea de crédito principal garantizada renovable de 500 millones de dólares, una línea de crédito puente senior garantizada por 3.000 millones de dólares y una línea de crédito puente senior no garantizada de otros 3.000 millones de dólares.

Musk cuenta con 83 millones de seguidores en Twitter, a la que se unió en 2009, y estos sirven para amplificar sus opiniones y planteamientos, también en lo que afecta a la propia red de microblogging, por ejemplo al respecto de los límites de la libertad de expresión y la introducción de funciones de edición en los tuits ya publicados. El Consejo de Twitter se había cubierto con una píldora venenosa, una maniobra para evitar que Musk ganara poder dentro de la compañía, pero desde este domingo al menos escucharán lo que tiene que ofrecerles el sudafricano.

Con un plan para financiar la adquisición, todo cambia. De hecho, se discuten ya detalles de la transacción, con un calendario y las tarifas a abonar en cada fase. The Wall Street Journal apunta asimismo que el Consejo habría variado su posición después de que Musk se hubiera reunido el viernes en privado con varios accionistas de la empresa, a los que habría trasladado las supuestas ventajas de su oferta y su interés por explorar los problemas de libertad de expresión que cree que lastran la plataforma.