Deprecated: Methods with the same name as their class will not be constructors in a future version of PHP; RSS_Import has a deprecated constructor in /home/georgianoticias/public_html/wp-content/plugins/rss-importer/rss-importer.php on line 43
La mujer que se dedicó a ser amable todos los días durante un año – Georgia Noticias Today

La mujer que se dedicó a ser amable todos los días durante un año

Bernadette Russell pasó un año entero siendo amable con los extraños. ¿Cómo la cambió? ¿Y qué le sucede a tu cerebro cuando eres amable?

BBC IdeasTemas cortos para mentes curiosas

11 minutos

Fuente de la imagen, Getty Images

«Podrías pensar que la bondad es algo un poco débil, esponjoso, ilusorio, pero en realidad, es fundamental para la forma en que nos conectamos», asegura Robin Banerjee, del Centro para la Investigación de la Bondad de la Universidad de Sussex, Inglaterra.

«Para mí, ser amable es parte del propósito de estar vivo», dice Bernadette Russell, activista a favor de la amabilidad.

«Los actos bondadosos son necesarios en el mundo, ahora más que nunca», apunta Nina Andersen, fundadora de Community Senior Letters.

Robin Banerjee, Bernadette Russell y Nina Andersen hablaron con la BBC sobre el extraordinario poder de la bondad y la amabilidad, y su impacto en nuestra propia salud mental.

«En 2011, estaba sentada en un café, disfrutando de un desayuno, cuando miré una pantalla de televisión y había un autobús de dos pisos en llamas en Londres», relata Bernadette.

Lo que estaba viendo eran los disturbios más grandes en la historia moderna de Inglaterra, desatados por la muerte de Mark Duggan, de 29 años, quien fue asesinado a tiros por la policía en Tottenham el 4 de agosto de 2011.

«Fue aterrador. Parecía una guerra civil.

«Además hubo una respuesta muy negativa a los disturbios que también me molestó mucho.

«Empecé a desesperarme más y más por lo que se sentía como la enormidad de los problemas del mundo. No sabía qué podía hacer».

Fuente de la imagen, Getty Images

Unos días más tarde, Bernadette estaba en la oficina de correos y vio que a un extraño le faltaban unos peniques para comprar una estampilla. Se los dio.

«Su gratitud fue tan grande comparada con el poco tiempo y dinero que me costó. Pero pensé: ‘puse una sonrisa en su rostro’, eso me gratificó.

«En el camino de vuelta a casa, me inventé el temerario plan de tratar de hacer un acto de bondad todos los días para un extraño durante un año. ¡Me cambió la vida!».

Pequeños encantos

Los estudios han demostrado repetidamente que la amabilidad es intuitiva. Cuanto más tiempo tenemos para pensar, menos amables somos.

Hasta los infantes tienen el instinto de ayudar cuando se sienten conectados con los demás.

Fuente de la imagen, Getty Images

Ser amable también puede tener poderosos efectos en nuestros cerebros.

«Es una de las grandes paradojas de la bondad, que un acto amable, cuya intención es beneficiar a los demás, en realidad tiene consecuencias positivas para ti mismo», señala Robin, quien es el director de la facultad de Psicología de la Universridad de Sussex.

«Hay patrones de activación en el cerebro que corresponden a un impulso al bienestar. Las vías de recompensa en el cerebro se activan cuando las personas realizan actos amables».

La amabilidad desencadena neurotransmisores en el cerebro, los mensajeros químicos que controlan nuestro estado de ánimo.

Las sensaciones agradables que generan impulsan una sensación de conexion con los demás.

«Las relaciones que se requieren para trabajar cooperativamente se basan en conexiones sociales básicas. Por lo tanto, es fundamental para la forma en que los seres humanos interactúan», subraya el psicólogo.

La amable Bernadette

Y ¿qué le sucedió a Bernadette durante el tiempo que se propuso a ser amable cada día de cada mes de un año entero?

La experiencia, le contó a la BBC, resultó ser «completamente conmovedora, completamente aterradora, ocasionalmente cara, a veces físicamente peligrosa,como cuando llevé algunas compras realmente pesadas a lo largo de 6,5 kilómetros hasta el apartamento de una dama.

«Fue muy creativo, aunque también fue agotador e increíblemente inspirador.

Bernadette experimentó los efectos químicos del llamado «subidón del ayudante», la sensación especial de hormigueo que se apodera de nosotros cuando somos amables.

«Estaba como drogada todos los días.

«La mayor parte del tiempo sentía una especie de resplandor cálido que envolvía mi corazón y también en la barriga… Sencillamente me sentía muy bien.

Pero, si la bondad es tan beneficiosa, y está en nuestra naturaleza, ¿por qué no vivimos en un mundo más amable?

Fuente de la imagen, Getty Images

«Los seres humanos tenemos una predisposición a ser bondadosos, pero tambien crueles con otras personas. El entorno marca una gran diferencia», indica Robin.

«Tenemos que cuestionar todas esas historias que muestran la amabilidad como una debilidad», dice Bernadette.

«Cuando piensas en una persona realmente exitosa, ¿piensas en alguien amable? ¿O más bien en una celebridad o alguien muy rico?», pregunta el psicólogo.

«¿Qué podemos hacer para cambiar la narrativa del éxito, para que implique tener relaciones positivas con otras personas?».

La prueba de bondad, un estudio reciente ideado por la Universidad de Sussex y lanzado por la BBC en el que participaron más de 60.000 personas de todo el mundo, encontró que dos tercios de ellas pensaban que la pandemia de covid-19 había hecho que las personas fueran más amables.

Fuente de la imagen, Getty Images

En el primer confinamiento de 2020, la adolescente británica Nina Andersen creó una campaña para que alumnos en las escuelas le escribieran a personas mayores.

«Pensé en cómo las personas mayores no tenían contacto más allá de las paredes de sus hogares de ancianos.

«Lo que comenzó como una idea localizada muy pequeña se convirtió en algo mucho más grande de lo que podría haber imaginado. Ha llegado a más de 250 escuelas y más de 250 hogares de ancianos e impactado positivamente a miles de personas».

Y su campaña desbordó las fronteras de Reino Unido.

«Lo que presenciamos durante ese tiempo fue cuánto anhelamos ayudarnos unos a otros. Lo que tenemos que hacer ahora es recordar la inmensa bondad de la que fuimos capaces», dice Bernadette.

Entonces, ¿cómo se podría hacer un mundo más amable?

«No se trata simplemente de instruir a las personas en un entorno determinado para que sean amables», declara Robin. «Necesitamos cambiar nuestro entorno para que parezca normativo ser amable».

Fuente de la imagen, Getty Images

«A mí me gustaría ver que las empresas, las escuelas, los hospitales, todos los servicios públicos tuvieran un manifiesto de bondad. Para que todos se pregunten: ‘¿Es esto amable?’ Para que se convierta en un tema común de nuestra conversación en todos los niveles en cada organización, en todas partes», dice Bernadette.

Pero desear grandes cambios no significa que los pequeños actos de amabilidad no sean significativos.

«La mayor lección para mí fue aceptar el hecho de que todos los días puedo hacer algo, ya sea secillamente saludar a una persona, o sonreír… así es como cambiamos el mundo», considera Bernadette.

«Tus buenas acciones aumentan la posibilidad de que se repliquen y se forme un círculo de amabilidad», opina Nina.

«Las cosas pequeñas pueden ser en realidad las cosas grandes», señala Robin.

«Todas esas pequeñas cosas que piensas que no son relevantes, quizás sean lo más importante para crear un entorno que realmente les permita a las personas sentirse bien y poder trabajar juntas y poder asumir algunos desafíos realmente grandes».

«Así como una playa está llena de mil millones de granos de arena, hay una especie de hermosa humildad al decir: «Puedo, en cualquier momento de cualquier día, contribuir a hacer del mundo un lugar mejor», concluye Bernadette.

* Este artículo es una adaptación del video de BBC Ideas y BBC Radio 4 The woman who was kind every day for a year.

Fuente de la imagen, Getty Images

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.