La empresa de cohetería alternativa SpinLaunch lanza con éxito un proyectil a más de 10.000 de altura solo con energía cinética (VIDEO)

La empresa de cohetería alternativa SpinLaunch lanza con éxito un proyectil a más de 10.000 de altura solo con energía cinética (VIDEO)

El sistema de lanzamiento se compone de una centrifugadora gigante que acelera el proyectil hasta velocidades hipersónicas antes de lanzarlo hacia la atmósfera.

SpinLaunch, una compañía estadounidense que desarrolla una forma alternativa de lanzamientos espaciales usando energía cinética, realizó con éxito su primera prueba de un prototipo a finales del mes pasado.

El ensayo, llevado a cabo en un polígono del estado de Nuevo México el 22 de octubre, fue realizado con el denominado Acelerador Suborbital, un sistema de lanzamiento que consta de un disco giratorio vertical que acelera el proyectil hasta velocidades hipersónicas mediante motores eléctricos antes de dispararlo hacia la atmósfera.

Esta centrifugadora mide 50 metros y es más alta que la Estatua de la Libertad de Nueva York. Un brazo rotatorio que gira en una cámara de vacío en su interior acelera el proyectil hasta 5.000 millas por hora (8.000 km/h) y tarda milisegundos en liberarlo.

En la prueba se utilizó el 20 % de la capacidad del acelerador y el proyectil lanzado alcanzó una altitud de más de 10.000 metros, según dijo a CNBC el director general de SpinLaunch, Jonathan Yaney.

El prototipo lanzado, de más de 3 metros de largo, no llevaba propulsor, que está previsto que se ponga en marcha al perderse la aceleración de vuelo, pero la compañía planea incorporarlo en sus futuros ensayos. SpinLaunch espera realizar hasta 30 pruebas con distintos proyectiles a varias velocidades en los próximos de 6 a 8 meses.

El Acelerador Suborbital usado es un tercio de la escala del futuro sistema de lanzamiento, diseñado para poner en órbita vehículos con hasta 200 kilogramos de carga útil, el equivalente a varios satélites pequeños.

El enfoque desarrollado por SpinLaunch permitirá recortar significativamente los costes de los lanzamientos espaciales ahorrando en combustible y prescindiendo de los cohetes portadores, así como reducir la huella de carbono que producen.

SpinLaunch, que cerró un contrato con el Pentágono en 2019, planea comenzar sus primeros lanzamientos comerciales a finales de 2024.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!