La directora nacional de Inteligencia de EEUU prevé una guerra larga con ley marcial en Rusia

La directora nacional de Inteligencia de EEUU prevé una guerra larga con ley marcial en Rusia

Moldavia Transnistria, el modelo que Putin intenta exportar a Ucrania

La invasión rusa de Ucrania va a seguir. Vladimir Putin se está preparando para un conflicto largo y duro, y probablemente intentará conectar la franja del sur de Ucrania que controla con Transnistria, un territorio de Moldavia que Rusia ocupa desde 1992. No hay visos de solución diplomática en el corto plazo, aunque parece muy improbable que Moscú vaya a emplear armas atómicas a menos que Putin tema que el régimen está en peligro.

Ése es el dictamen de Avril Haines, la directora nacional e Inteligencia de Estados Unidos, presentado hoy ante el Senado de ese país. La estimación de la máxima responsable del espionaje de ese país es que Putin sigue pensando que el tiempo juega de su lado y que, además, la guerra económica va a hacer que Rusia se imponga. «Muy probablemente, Putin cree que tiene más habilidad y voluntad que sus adversarios para resistir los desafíos, y probablemente cuenta con que la determinación de Estados Unidos y la UE se debilitará a medida que la escasez de alimentos, la inflación, y los precios de la energía empeoren», ha declarado Haines.

Putin sigue atacando el Donbás, pero planea extender el conflicto s Moldavía, según Estados UnidosEL MUNDO

Mientras Haines hablaba, la Cámara de Representantes de Estados Unidos ha iniciado el debate para aprobar la entrega de 40.000 millones de dólares (37.900 millones de euros) de ayuda a Ucrania y a otros países. La mayor parte de esa cantidad es material militar, en lo que constituye, ajustado a la inflación, la mayor ayuda a un país en guerra realizada por EEUU desde la guerra de Vietnam. Biden había solicitado 33.000 millones, pero, en una muestra del respaldo de la Cámara a Ucrania, los legisladores han decidido incrementar la ayuda en 7.000 millones más.

Washington ha agotado casi todos los recursos autorizados por el Congreso para ayudar a Ucrania. En ese momento, a la Casa Blanca solo le quedan 100 millones de dólares (95 millones de euros) extra. Entretanto, el lunes Biden firmó la Ley de Préstamo y Arriendo, que le da una tremenda autonomía a la hora de entregar prácticamente cualquier tipo de material militar a Ucrania, con la sola excepción de armas de destrucción masiva. Esa fórmula legal solo se había empleado en la Segunda Guerra Mundial, fundamentalmente con Gran Bretaña y la URSS. El dictador soviético Josef Stalin dijo que, sin la ayuda de EEUU a través de la Ley de Préstamo y Arriendo, la URSS habría perdido la guerra contra Hitler.