La deuda galopante de la Seguridad Social: se dispara un 477% desde 2016 y supera ya los 99.000 millones

El pasivo del conjunto de las Administraciones en el primer trimestre del año marcó también un máximo histórico: 1,45 billones de euros Leer

La deuda galopante de la Seguridad Social: se dispara un 477% desde 2016 y supera ya los 99.000 millones

El pasivo del conjunto de las Administraciones en el primer trimestre del año marcó también un máximo histórico: 1,45 billones de euros Leer

La deuda de las Administraciones de la Seguridad Social está a punto de superar la barrera de los 100.000 millones de euros. En concreto, y si se observan los últimos datos del Banco de España relativos al mes de marzo, el pasivo total del sistema es de 99.187 millones. Y si se toma esa misma publicación y se retrocede apenas unos años, se constata un crecimiento galopante de la deuda que, a pesar de los mensajes de tranquilidad por parte del Gobierno y del ministro Escrivá, evidencia los graves desequilibrios que acumula la Seguridad Social.

Así, al cierre de 2016 la deuda del sistema era de algo más de 17.000 millones después de muchos años en niveles muy similares. Pero a partir de ese momento, tanto el Ejecutivo de Mariano Rajoy como el de Pedro Sánchez fueron incrementando ese dato a un ritmo muy acelerado aunque sin duda los mayores aumentos se han producido con el Ejecutivo socialista.

Sólo en 2020, por ejemplo, el incremento fue de algo más de 30.000 millones, mientras que en el año anterior el aumento había sido de unos 14.000 millones y el siguiente, esto es, en 2021, el repunte superó los 10.000 millones. En total, y tomando como punto de partida el cierre de ese 2016, el repunte es de un vertiginoso 477% como consecuencia directa de la constate financiación y préstamos por parte del Estado a la Seguridad Social.

Los datos que este martes ha publicado el organismo que dirige Pablo Hernández de Cos también muestran que la deuda del conjunto de las Administraciones Públicas está en 1,45 billones de euros, lo que supone el nivel más elevado de la historia.

En cambio, en términos relativos se ha producido una pequeña reducción respeto a 2020 ya que el dato es del 117% del PIB frente al 118% en el que se cerró 2021. Esta caída, sin embargo, es resultado del propio crecimiento de la economía y no, como evidencian las cifras brutas, de un plan específico como el que tantas veces ha pedido el propio BdE o la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) al Gobierno.

Dentro de las comunidades autónomas, la deuda cayó en términos absolutos en todas las regiones respecto al primer trimestre del año anterior, salvo en Andalucía, Cataluña, Región de Murcia, País Vasco y Comunidad Valenciana.

Cataluña (83.722 millones de euros), Comunidad Valenciana (53.049 millones), Andalucía (35.865 millones) y Madrid (34.831 millones) siguen concentrando en el primer trimestre dos tercios de toda la deuda en manos de los gobiernos autonómicos, aunque también obedece a una cuestión de población.

No obstante, en porcentaje del PIB, la Comunidad Valenciana, con un endeudamiento que supone el 46%, sigue encabezando a las regiones más endeudadas en relación a su riqueza, seguida de Cataluña, con el 35,7% y Castilla-La Mancha y Región de Murcia, ambas con el 34,9%, informa Europa Press.