La canciller de Colombia se reunirá con el embajador iraní en Bogotá tras las polémicas declaraciones del ministro de Defensa

La canciller de Colombia se reunirá con el embajador iraní en Bogotá tras las polémicas declaraciones del ministro de Defensa

«Yo creo que hay que pasar la página», dijo la ministra de Exteriores, Marta Lucía Ramírez, quien detalló que el encuentro será la próxima semana.

La vicepresidenta y canciller de Colombia, Marta Lucía Ramírez, confirmó este jueves que su despacho solicitó una reunión al embajador de Irán en Bogotá, Mohamad Ali Ziaei, con el propósito de aclarar la controversia generada esta semana por el ministro de Defensa de su país, Diego Molano.

En una entrevista con el medio local La FM, Ramírez indicó que la cita con el embajador iraní fue solicitada para la próxima semana y aseguró que hasta el momento las relaciones se mantienen con normalidad, a pesar de las palabras de Molano, quien declaró que Teherán era un «enemigo común» mientras se encontraba en Israel, en compañía del presidente Iván Duque.

«Yo creo que hay que pasar la página y seguir mirando hacia adelante», dijo la también vicepresidenta. «Siempre que hay algún tipo de inconformidad o mal entendido es importante conversar con franqueza«, agregó.

Por otra parte, Ramírez puntualizó que su país solo tiene el deseo de plantearle al gobierno iraní su preocupación por los grupos terroristas como Hezbolá y los que operan en territorio colombiano, en un intento de matizar las duras palabras de Molano, quien también hizo duras acusaciones contra la relación entre Irán y Venezuela.

En la víspera, el embajador de Irán en Colombia fijó posición sobre la polémica, dejando claro que ambos países son amigos y que la destrucción de esa relación «histórica» no era beneficiosa para ninguno de los pueblos.

Ali Ziaei también defendió la relación de su país con Venezuela, al recalcar que no representa una amenaza «para ningún país», mientras denunció la divulgación en Colombia de documentos falsos sobre un supuesto comercio de armas avanzadas entre Caracas y Teherán.