La calle y la violencia vuelven a complicar al gobierno de Boric: cuatro heridos, uno gravísimo, en incidentes durante el Día del Trabajador

La calle y la violencia vuelven a complicar al gobierno de Boric: cuatro heridos, uno gravísimo, en incidentes durante el Día del Trabajador

La calle, ese espacio público en el que la historia política de Chile dio un vuelco en 2019 y que llevó a Gabriel Boric al Palacio de La Moneda, volvió a complicar este domingo al joven presidente. Cuatro personas resultaron heridas, una de ellas de suma gravedad, durante una manifestación por el Día de los Trabajadores en Santiago, la capital del país.

Comerciantes de Meiggs, un barrio de la capital, dispararon a manifestantes durante una marcha de la Central Clasista de Trabajadores.

«Durante toda la marcha se desarrollaron desórdenes, saqueos y daños a la propiedad pública y privada», dijo el general inspector Enrique Monrás a medios locales.

«Hubo enfrentamientos entre comerciantes ambulantes o comerciantes en el sector de Meiggs, que lamentablemente hicieron uso de armas de fuego y lesionaron a tres personas, dos de ellas mujeres y un tercer hombre también lesionado por impacto balístico», explicó Monrás. Luego se supo que hubo un cuarto herido por arma blanca.

El gobierno municipal anunció querellas contras los responsables de los disparos, pero más allá de las motivaciones del hecho de este domingo, el nivel de violencia que se percibe en ciertos sectores y áreas del país es un problema para el gobierno de Boric, que se inició el 11 de marzo con la mano tendida a aquellos sectores más extremos del arco político.

Izkia Siches, la ministra del Interior, el cargo más importante del gabinete, fue recibida a balazos al tercer día de gobierno, cuando visitó la Araucanía. Boric tomó la decisión de desmilitarizar la zona, militarizada por el anterior gobierno de Sebastián Piñera, pero la decisión no generó los réditos esperados.

Este domingo, un grupo de personas levantó barricadas, lanzó cócteles molotov y saqueó locales comerciales en Santiago. Carabineros informó que dos extranjeros fueron detenidos por presuntamente disparar a manifestantes. Se trata de un colombiano y un venezolano que serían comerciantes de la zona, señalaron los medios locales.

Constanza Martínez, la delegada presidencial para la Región Metropolitana, señaló que lo sucedido este 1 de mayo es «un tema de fondo que tiene que ver con desbaratar bandas criminales que se están tomando los espacios».

La penetración del narcotráfico y los hechos de violencia aumentaron en forma muy importante en los últimos años en Chile. Todo un problema para un gobierno como el de Boric, que tiene en Siches a una ministra prematuramente debilitada.