Deprecated: Methods with the same name as their class will not be constructors in a future version of PHP; RSS_Import has a deprecated constructor in /home/georgianoticias/public_html/wp-content/plugins/rss-importer/rss-importer.php on line 43
La alimentación se planta ante el Gobierno por la huelga de transportes: la industria láctea para y las grandes cadenas le ruegan «colaboración» – Georgia Noticias Today

La alimentación se planta ante el Gobierno por la huelga de transportes: la industria láctea para y las grandes cadenas le ruegan «colaboración»

Debido a la huelga de transportes existen problemas de abastecimiento de frutas y hortalizas, y en ciudades de Extremadura tienen escasez de ciertos pescados Leer

La alimentación se planta ante el Gobierno por la huelga de transportes: la industria láctea para y las grandes cadenas le ruegan «colaboración»

Debido a la huelga de transportes existen problemas de abastecimiento de frutas y hortalizas, y en ciudades de Extremadura tienen escasez de ciertos pescados Leer

El paro indefinido convocado desde el lunes por la Plataforma en Defensa del Transporte por Carretera eleva el pulso y el conflicto entre la patronal del sector y los autónomos y pymes convocantes. Los perjudicados: consumidores y empresas que ya sufren desabastecimiento, sobre todo en productos de primera necesidad como la leche. La industria láctea española anunció que desde hoy suspenderá su actividad trasformadora por la huelga. Las fábricas han visto interrumpido el suministro de los insumos necesarios para la elaboración de productos lácteos y también el traslado del producto terminado a las cadenas de distribución, por lo que se ha anulado «la capacidad de envasado, de almacenamiento y gestión de un alimento altamente perecedero y esencial para el consumo diario», según alega la Federación Nacional de Industrias Láctea, informa David Vigario.

No sólo la leche; también existen problemas de abastecimiento de frutas y hortalizas, y en ciudades de Extremadura tienen escasez de ciertos pescados. Hay que tener en cuenta que la flota de cerco del Cantábrico está parada hasta el próximo lunes al no tener garantizado el suministro de su pesca. Incluso la distribución de automóviles se está viendo afectada.

De hecho, las asociaciones empresariales del gran consumo (ACES, AECOC, ANGED, ASEDAS y FIAB) pidieron ayer al Gobierno «su colaboración urgente para poder garantizar el buen funcionamiento de la cadena de suministro, ante el recrudecimiento de las acciones destinadas a impedir que el transporte de mercancías por carretera pueda ofrecer sus servicios a las empresas del sector y al conjunto de la sociedad», informa Raquel Villaécija. Estas asociaciones pidieron a los convocantes de la huelga «responsabilidad para no alentar los actos vandálicos» producidos por algunos piquetes y, además, les recordaban que va a ser la sociedad la que pague su desabastecimiento en esta coyuntura ya de por sí inflacionista.

En esta postura también se manifestaron la principal patronal del Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC) y la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM), que se felicitaron porque la ministra de Transporte, Raquel Sánchez, les asegurase que el Ejecutivo actuará «con contundencia» ante los altercados violentos de un paro de transportistas que tildó de minoritario. «Tienen derecho a reivindicarse pero no a impedir el libre ejercicio de la profesión a la mayoría de los transportistas, porque son la mayoría los que quieren seguir realizando su trabajo».

Porque la ministra, junto al secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, se reunió ayer con las patronales para tratar uno de los puntos que exigen los convocantes del paro: la rápida compensación de la subida de los precios de los carburantes; como se estipula en el Real Decreto aprobado el 1 de marzo. Sin embargo, en esta reunión no participó ningún miembro de Plataforma porque al no ser «considerados interlocutores», explica Manuel Hernández, su presidente: «Es una auténtica provocación el tono en el que ha hablado la ministra hacia las miles de personas que se ha dirigido y el desprecio que sentimos cuando nos quieren anteponer a un comité que no nos representa bajo ningún concepto. ¿Es mayoría unos operadores de transporte a los que ustedes [por el Ministerio] les han otorgado los privilegios para que operen reventando el mercado y aprovechándose de la gente que tiene los camiones, dominen y sea quién negocie nuestras condiciones económicas y laborales?», se preguntaba Hernández.

Las pymes y los autónomos transportistas piden al Gobierno que regule las subastas de los portes con unos mínimos, de tal forma que no se realicen portes a pérdidas, garantizando un mínimo pago por kilómetro recorrido. Los convocantes del paro se quejan de que la patronal que engloba a los grandes flotistas no quiere negociar estos mínimos, algo que niega la patronal.

«Están haciendo que este paro perdure en el tiempo y será responsabilidad de ustedes y no nuestra. Si no lo solucionan negociando con Plataforma, este paro no se va a desconvocar, porque no se puede desconvocar. Y no es una provocación, ni es una amenaza, ni es prepotencia. Es la realidad, la realidad de un camionero herido y despreciado por la Administración a la que mantiene y a la que paga impuestos, tales que para pagarlos no puede ni comer». Hernández también conminó a sus asociados a no entrar en provocaciones ni provocar altercados durante los paros.