Inversión: los ganadores no se quejan de la crisis

Los históricos de los índices MSCI USA permiten comparar qué sectores lideraron la economía cuando ésta levantó el vuelo tras las recientes crisis económicas Leer

Inversión: los ganadores no se quejan de la crisis

Los históricos de los índices MSCI USA permiten comparar qué sectores lideraron la economía cuando ésta levantó el vuelo tras las recientes crisis económicas Leer

Los verdaderos ganadores son los capaces de mirar más allá, donde los demás solo intuyen oscuridad. Por eso se anticipan. La cosa está muy mal, eso nadie lo discute, pero a toda crisis le sigue siempre una recuperación. La pregunta del millón (de muchos millones, de hecho) es: ¿por dónde soplarán los nuevos Moby Dick de la inversión cuando vuelvan los buenos tiempos? Esta época del año, además, parece propicia para ese viejo vicio de la prensa escrita: los pasatiempos de agudeza mental.

Rob Lovelace, vicepresidente y gestor de renta variable de Capital Group, propone uno muy interesante en este sentido. Lo prologa asegurando que sigue «manteniendo el optimismo sobre el entorno de inversión» porque hay «indicios de crecimiento a medida que la economía mundial se va recuperando de la pandemia»; además, «los beneficios corporativos van a impulsar los mercados de renta variable en el futuro, frente al aumento de las valoraciones, lo que significa que los fundamentales vuelven a cobrar protagonismo», y «en uno o dos años, entraremos en una recesión ‘saludable'», en cuanto puede «sanear todos los excesos de los últimos diez años».

Lo verdaderamente sugestivo es su análisis comparativo de los cambios de liderazgo en el mercado estadounidense tras las dos últimas grandes crisis, la del estallido de la burbuja puntocom a principios de siglos y la financiera de 2007, como base para resolver la ecuación equivalente de la crisis actual y su correspondiente (esperemos) recuperación. Lovelace cree que, en los mercados de renta variable, nos dirigimos «hacia un periodo de verdadero cambio, un mercado fundamentalmente diferente en el que surgirá un nuevo liderazgo». Subraya el «claro contraste con la caída que registraron los mercados en marzo de 2020 a causa del COVID-19, que solo fue un episodio temporal en un mercado alcista que se prolongaba ya durante diez años.

Lo sabemos porque las mismas compañías que lideraron la caída, un grupo relativamente pequeño de compañías relacionadas con la tecnología, fueron también las que estuvieron a la cabeza del repunte posterior«. Pero el pasado nos dice que, «en un verdadero cambio de mercado, la salida del bajista suele estar liderada por un nuevo sector o por un nuevo grupo de compañías. Y no se trata necesariamente del mismo que protagonizó la caída inicial.

Por ejemplo, en el entorno actual, las compañías del sector de la energía han protagonizado un fuerte repunte. Pero ¿impulsará el sector de la energía el próximo mercado alcista? No lo creo». El instinto de Lovelace va por otro lado: «No descartaría al grupo de las FAANG (Facebook, Amazon, Apple, Netflix y Google), pero creo que va a ser un mercado muy diferente en el futuro. Ya no va a estar liderado por un pequeño grupo de compañías. No se va a caracterizar por el crecimiento frente al valor, o por EEUU frente al resto del mundo. Estos conceptos binarios ya no tienen sentido. Creo que eno va a tener una única dimensión y que será una combinación más amplia de empresas la que nos saque de este periodo bajista».

¿Se anima a resolver el jeroglífico? El premio es muy sustancioso…