Iberdrola contraataca y acusa a Sidenor de aprovecharse y fijar «precios inexplicables» por el acero

Iberdrola contraataca y acusa a Sidenor de aprovecharse y fijar «precios inexplicables» por el acero

La primera eléctrica del país ha estallado contra el presidente de la Asociación de Empresas con Gran consumo de Energía (AEGE) y de Sidenor, José Antonio Jainaga. Tras las declaraciones de este último contra las eléctricas y atribuir a los costes de la energía las paradas de producción, Iberdrola contraataca. Sugiere que Sidenor está especulando a su vez con el precio del acero -clave para las plantas de generación eólica- aprovechando la excusa de la luz.

«Desde Iberdrola pedimos a Sidenor que baje los precios del acero para poder seguir compitiendo en el desarrollo de la energía eólica mundial y específicamente en la instalación de parques eólicos marinos», indican a EL MUNDO fuentes autorizadas de la compañía que preside Ignacio Galán.

Sidenor es una siderúrgica vasca líder europea en la producción de aceros especiales y su presidente, que lo es también de la citada asociación Aege, sostiene que el actual sistema de fijación de precios de la luz «es aberrante» y reclama para la industria «la seguridad jurídica que piden las eléctricas». En su opinión, con los actuales precios de la energía, las industrias «se van al hoyo». En Iberdrola niegan que Sidenor sea de los perjudicados y aseguran que los clientes de esta siderúrgica sufren, en cambio, «una subida desproporcionadamente inexplicable» que no se corresponde con el incremento de costes de la energía.

Fuentes de la compañía eléctrica vasca señalan que Sidenor está vendiendo sus productos fabricados «con precios de suministro de energía que son competitivos, porque estaban cerrados desde hace tiempo» y no afectados por la espiral actual. La propia Iberdrola desvela que ofertó en su momento un precio de 40 megavatios/hora a Sidenor por un período de diez años y que ésta declinó aceptar la propuesta, por lo que da a entender que logró contratos aún mejores de sus competidores Endesa y Naturgy.

Iberdrola anunció el pasado mes que mantendría los precios a sus clientes industriales si el Gobierno retiraba su decreto que hacía irrentables, en su opinión, los contratos a precio fijo. La vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, aceptó rectificar el decreto y, desde entonces, Ignacio Galán ha cesado en sus acusaciones contra el «intervencionismo» del Gobierno.

Lo que sí mantiene es su apuesta por Reino Unido. Este jueves se entrevistó con Nicola Sturgeon, primera ministra de Escocia, donde tiene la sede una filial clave de Iberdrola, Scottish Power. «Iberdrola es un ejemplo para la producción de hidrógeno verde y la descarbonización del país», ha declarado la política independentista escocesa tras su encuentro con Galán al margen de la Cumbre del Clima, COP26, que se celebra en Glasgow.

Galán, por su parte, trasladó a su vez su compromiso con el país, según un comunicado, donde en la actualidad ha presentado una solicitud para construir una planta de hidrógeno verde junto a su parte eólico Whitelee, que incluirá el mayor electrolizador de Reino Unido.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más