Hamilton se quita los cinturones de seguridad antes de tiempo y recibe una sanción diez veces menor que por acariciar un alerón

Hamilton se quita los cinturones de seguridad antes de tiempo y recibe una sanción diez veces menor que por acariciar un alerón

Para la Federación Internacional del Automóvil (FIA) es diez veces más barato saltarse las normas de seguridad que protegen la vida de los pilotos que ‘acariciar’ el alerón del coche de un rival. Literal. Mientras que Max Verstappen fue castigado con una multa de 50.000 dólares por tocar el alerón trasero del coche de Lewis Hamilton después de una de las rondas clasificatorias del GP de Brasil, el británico fue castigado con sólo 5.000 por quitarse los cinturones de seguridad de camino al box de Mercedes.



El GP de Brasil dio mucho trabajo a los comisarios de la FIA, especialmente gracias a Mercedes y Lewis Hamilton. Lo que empezó como una sanción por irregularidades en el DRS terminó con otra de 5.000 dólares por uso indebido de los cinturones de seguridad al desabrochárselos durante la última vuelta al Autódromo José Carlos Pace.

Lo curioso de todo esto es que el actual líder del Mundial de Fórmula 1, Max Verstappen, también fue castigado ‘por culpa’ del alerón trasero de Hamilton. El piloto de Red Bull recibió una multa diez veces mayor por tocar el alerón. Algo que llevó a otros pilotos como Sebastian Vettel a bromear con la situación y ‘atemorizar’ a su equipo diciéndoles por radio que, después de la última prueba clasificatoria, tocaría el alerón de Lewis.

Un sainete que empaña en cierto modo el apasionante final de temporada en la F1, con sólo 14 puntos separando a Max Verstappen y Lewis Hamilton y tres grandes premios por disputarse.