Ex director general de Starbucks hace una polémica referencia al Holocausto durante una reunión con empleados días antes de votación sindical

Ex director general de Starbucks hace una polémica referencia al Holocausto durante una reunión con empleados días antes de votación sindical

Los trabajadores que asistieron a la charla del exdirector quedaron perplejos por la comparación en la que Howard Schultz indicó que solo una pequeña parte de los prisioneros de los campos de concentración alemanes recibían mantas, pero a menudo las compartían con sus compañeros.

Howard Schultz, ex director general de Starbucks, hizo el pasado sábado una comparación con el Holocausto al hablar en una reunión sobre la próxima votación de sindicalización de los empleados de las cafeterías del gigante en el área de Buffalo (Nueva York, EE.UU.), informa The New York Times. 

Según relatos de testigos presenciales y una transcripción del encuentro, el ex director general indicó que solo una pequeña parte de los prisioneros de los campos de concentración alemanes recibían mantas, pero a menudo las compartían con sus compañeros. 

«Gran parte de esa historia está relacionada con lo que hemos intentado hacer en Starbucks: compartir nuestra manta», afirmó Schultz. 

Los empleados que asistieron a la charla del exdirector se quedaron perplejos por su comparación. «Sentí que no era una analogía muy apropiada», señaló el barista Colin Cochran.

Por su parte, el medio judío Forward calificó las declaraciones del gerente como «desconcertantes», mientras el periodista David Grossman escribió en su cuenta de Twitter que «si lo inventara Phillip Roth, lo llamaríamos sátira obvia». 

La reunión de Schultz con los empleados de Starbucks se celebró unos días antes de la fecha prevista de votación de tres locales en Buffalo sobre la afiliación a un sindicato. Los trabajadores que apoyan al sindicato se quejan de la escasez crónica de personal, la formación inadecuada y el lento crecimiento salarial. Asimismo, varios empleados aseguran que los problemas empeoraron con el inicio de la pandemia del coronavirus, pero habían aparecido mucho antes.