«Estoy absolutamente devastado»: Travis Scott se pronuncia sobre la estampida que se produjo durante su actuación en el festival Astroworld

«Estoy absolutamente devastado»: Travis Scott se pronuncia sobre la estampida que se produjo durante su actuación en el festival Astroworld

Según los reportes, ocho personas fallecieron y más de 300 resultaron heridas en el suceso.

El rapero estadounidense Travis Scott expresó que se siente «absolutamente devastado» por la tragedia que tuvo lugar durante su actuación en el primer día del festival musical Astroworld, celebrado este viernes en el estadio NRG Park de la ciudad texana de Houston. Asimismo, el cantante aseguró que la Policía «cuenta con todo su apoyo» para investigar los hechos, que se saldaron con ocho muertos y más de 300 heridos, algunos de ellos con paro cardíaco.

«Estoy absolutamente devastado por lo que sucedió anoche. Mis oraciones están con las familias y todos aquellos afectados por lo que sucedió en Astroworld Festival. El Departamento de Policía de Houston cuenta con todo mi apoyo mientras continúan investigando la trágica pérdida de vidas. Estoy comprometido a trabajar junto con la comunidad de Houston para sanar y apoyar a las familias necesitadas. Gracias al Departamento de Policía de Houston, el Departamento de Bomberos y NRG Park por su respuesta y apoyo inmediatos», reza el comunicado de Scott, publicado a través de su cuenta oficial en Twitter.

Anteriormente, las autoridades informaron que una estampida se registró a la entrada al estadio NRG, cuando cientos de individuos irrumpieron en el recinto superando las barreras de seguridad. De acuerdo con medios locales, varias personas fueron pisoteadas. Desde el Departamento de Bomberos de Houston señalaron que aproximadamente a las 21:00 o 21:15 (hora local) una multitud «empezó a empujar hacia la parte delantera del escenario y esto causó pánico» y dejó varios heridos, mientras que algunas personas perdieron el conocimiento. 

Tras los hechos, el rapero fue criticado por no detener completamente el concierto, sino simplemente interrumpir varias veces su actuación final al ver a los fanes en apuros cerca de la parte delantera del escenario. Scott pidió a los miembros de seguridad que se aseguraran de que las personas estaban bien y les ayudaran a salir de la multitud. Los vehículos de emergencia se abrieron paso entre el público, unas 50.000 personas, en varias ocasiones. 

Los productores del evento, LiveNation, también recibieron críticas después de que los testigos expresaran que les pareció que el personal sanitario contratado para el festival no estaba suficientemente preparado ni equipado. 

La tragedia del viernes puso fin a lo que se suponía que iba a ser un evento de dos días, ya que la actuación del sábado fue cancelada.