Embiid sufre una fractura facial y deja a los 76ers sin su máxima estrella para el resto de los Playoffs

Embiid sufre una fractura facial y deja a los 76ers sin su máxima estrella para el resto de los Playoffs

Joel Embiid será baja indefinida en los Philadelphia 76ers debido a una fractura de la órbita y a una leve conmoción sufrida en el último partido de los Playoffs de la NBA que disputó.

La franquicia de Philadelphia anunció este viernes que estos problemas físicos del pívot son fruto del sexto partido de la primera ronda de los Sixers, que se disputó el jueves y en el que derrotaron a los Toronto Raptors para lograr el 4-2 definitivo en esta serie.

Embiid ya venía arrastrando problemas en un dedo que, pese a las molestias que le ocasionaba, no le impidió jugar contra los Raptors. En cambio, ahora se perderá al menos el comienzo de la semifinal del Este frente a los Miami Heat a la espera de que los médicos vean su evolución.

Se trata de una baja muy importante para unos Sixers en los que el camerunés es la gran estrella y el auténtico referente del equipo dentro y fuera del terreno de juego.

Embiid se ha salido en la temporada regular hasta el punto de que es uno de los tres finalistas para el MVP junto al serbio Nikola Jokic (ganador el año pasado) y el griego Giannis Antetokounmpo (vencedor en 2019 y 2020).

A lo largo de este curso, Embiid logró 30,6 puntos (con un 49,9 % de acierto en tiro), 11,7 rebotes, 4,2 asistencias, 1,1 robos y 1,5 tapones de media por partido.

Embiid fue el máximo anotador de esta temporada en la NBA, algo que no había logrado un pívot desde Shaquille O’Neal (Los Angeles Lakers) en la temporada 1999-2000.

Tras un gran escándalo con su compañero Ben Simmons, que no jugó ni un minuto esta temporada con los Sixers, Embiid dio un enorme paso al frente para liderar a Philadelphia hasta el cuarto puesto del Este (51-31).

Para aprovechar el gran momento de Embiid, los Sixers se movieron con valentía en el último día de traspasos e incorporaron a James Harden de los Brooklyn Nets a cambio de Ben Simmons, Seth Curry y Andre Drummond.