El primer ministro iraquí sobrevive a un «intento de asesinato» tras un ataque con dron cargado de explosivos contra su casa en Bagdad

El primer ministro iraquí sobrevive a un «intento de asesinato» tras un ataque con dron cargado de explosivos contra su casa en Bagdad

Seis miembros de la fuerza de protección personal de Mustafa Al Kadhimi fueron heridos.

Un dron cargado de explosivos atacó la residencia del primer ministro iraquí, Mustafa al Kadhimi, este domingo en Bagdad en lo que el Ejército iraquí describió como un «intento de asesinato», informa Reuters.

Tras el asalto, Al Kadhimi aseguró en su cuenta de Twitter que «está bien» y pidió a la población mantener «la calma y la moderación por el bien de Irak».

Fuentes de seguridad dieron a conocer que seis miembros de la fuerza de protección personal de Al Kadhimi estacionados fuera de su residencia fueron heridos.

Los diplomáticos de países occidentales que residen en la ‘zona verde’ de Bagdad, donde están situados edificios gubernamentales y embajadas, escucharon explosiones y disparos en el área. De momento ningún grupo ha reivindicado el ataque.

El incidente se produjo después de que las protestas en la capital iraquí por el resultado de las elecciones generales del mes pasado degeneraran en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad. La Policía respondió con gases lacrimógenos, matando al menos a un manifestante.