El Partido Conservador suspende al diputado Neil Parish por ver porno en el móvil durante las sesiones parlamentarias

El Partido Conservador suspende al diputado Neil Parish por ver porno en el móvil durante las sesiones parlamentarias

Reino Unido Boris Johnson ordena una investigación de las finanzas de su ministro Sunak tras el escándalo de su mujer millonaria Guerra en Ucrania Ucrania: las ‘Malvinas’ de Boris Johnson

El Partido Conservador ha suspendido al diputado Neil Parish por ver pornografía en su teléfono móvil durante las sesiones parlamentarias. Al menos dos diputadas de su propio partido le han identificado dos días después de que trascendiera la noticia, en medio de los recientes escándalos de misoginia y acoso sexual en la Cámara de los Comunes.

Neil Parish, de 65 años, era diputado por Tiverton y Honiton desde la victoria de David Cameron en las elecciones del 2010 y, previamente, había sido eurodiputado durante una década. Es también granjero y especialista en política agraria, y estaba al frente comité parlamentario sobre el bienestar animal.

El primer ministro Boris Johnson dio instrucciones el miércoles para identificar a toda costa al «pornodiputado». El propio Parish se ha presentado personalmente ante el Comité de Ética a las pocas horas y el portavoz parlamentario de los «tories», Chris Heaton-Harris, ha ordenado su «suspensión pendiente de investigación».

El caso Parish ha reactivado el escándalo por los casos de misoginia y acoso en los que pueden haber participado 56 diputados, según el informe interno de un comité de quejas creado para tal efecto en el Parlamento británico.

«Una minoría de hombres se comportan como animales», ha declarado el jueves a la BBC la fiscal general Suella Braverman, que hizo una llamada a «subir los estándares» en la Cámara de los Comunes. La secretaria de Comercio Internacional Anne-Marie Trevelyan se sumó a la polémica y ha pedido abiertamente a los parlamentarios: «Mantened vuestras manos dentro de los bolsillos».

En el 2017, el entonces número dos de Theresa May, Damian Green, se vio obligado a dimitir tras una investigación que descubrió «abundante material pornográfico» en el ordenador de su oficina parlamentaria. En el caso de Neil Parish, la cuestión es aún más grave al ser sorprendido dentro de la propia Cámara de los Comunes y a través de su teléfono móvil.

El Partido Conservador no ha identificado aún el nombre de otro diputado que filtró a ‘The Mail on Sunday’ la otra noticia escabrosa de la semana: la acusaciones contra la número dos laborista, Angela Rayner, de cruzar y descruzar las piernas al estilo Sharon Stone en «Instinto Básico», para desconcertar al «premier» Boris Johnson durante sus intervenciones en Westminster.