El nuevo impuesto de plusvalía: sin efecto retroactivo, dos opciones de cálculo y alto riesgo de reclamaciones

El nuevo impuesto de plusvalía: sin efecto retroactivo, dos opciones de cálculo y alto riesgo de reclamaciones

Fiscalidad El impuesto de plusvalía exprés entrará en vigor el miércoles tras dos semanas de vacío legal Economía Hacienda dará dos opciones en el impuesto de plusvalía y el contribuyente podrá elegir la más favorable

El Consejo de Ministros ha aprobado este lunes el nuevo impuesto de plusvalía, que mañana será publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y el miércoles estará plenamente vigente. La figura sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana nace después de 15 días de vacío legal, que son los que habrán pasado desde que el Tribunal Constitucional tumbó el impuesto tal y como estaba concebido hasta ahora y el momento en el que nacerá. No tendrá efectos retroactivos, por lo que las operaciones cerradas en ese periodo de tiempo no deberán tributar este impuesto.

Hacienda ya lo había adelantado y hoy, la ministra portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, lo ha confirmado, dado que la responsable del Ministerio competente, María Jesús Montero, no ha comparecido en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

La también ministra de Política Territorial ha apuntado asimismo que los ciudadanos que tengan que abonar el impuesto podrán elegir entre dos opciones para su cálculo, y acogerse a la que más les favorezca. «La base imponible será el resultado de multiplicar el valor catastral por unos nuevos coeficientes que tendrán en cuenta la realidad inmobiliaria o se determinará por la diferencia entre el precio de venta y el de adquisición», explican desde Hacienda.

Y a todo ello se debe sumar que la nueva medida nace ya con un alarmante peligro de reclamaciones dada la dudosa vía para cambiar el tributo. El Gobierno ha recurrido a un decreto-ley para responder con urgencia a la sentencia del Tribunal Constitucional, pero los expertos recelan de que esa figura jurídica sea la adecuada para modificar el impuesto y advierten de que podría dar pie a un nuevo recurso de inconstitucionalidad.

«La nueva plusvalía no puede aprobarse vía decreto-ley, nace mal«, asegura Patricia Suárez, presidenta de la Asociación de Usuarios Financieros (Asufin). Según su explicación, la jurisprudencia del propio Tribunal Constitucional establece que los tributos no se pueden aprobar por decreto-ley y lo que el Gobierno está regulando es la esencia del impuesto, la parte que corresponde a su cálculo. «Podríamos asistir a la presentación de un recurso de inconstitucionalidad«, añade Suárez.

Desde la asociación también denuncia la falta de retroactividad establecida por el TC en las reclamaciones de la plusvalía pagadas en los últimos cuatro años. «Es inadmisible que se hurte al contribuyente de su legítimo derecho a presentar una autoliquidación rectificativa, la famosa complementaria, para subsanar errores», sostiene Suárez. Por lo que desde Asufin aseguran que seguirán reclamando las plusvalías pagadas desde hace cuatro años porque «es un derecho que asiste al contribuyente y la normativa fiscal lo permite».

El Gobierno también ha resaltado que los ciudadanos «no tendrán que pagar el impuesto cuando en la operación compra venta no hayan ganado». Esto es algo que no siempre ha ocurrido, y que ahora el Ejecutivo quiere evitar aunque para ello será el contribuyente quien demuestre.

Sin embargo, y «como novedad, serán gravadas las plusvalías generadas en menos de un año, es decir, las que se producen cuando entre la fecha de adquisición y de transmisión ha transcurrido menos de un año y que, por tanto, pueden tener un carácter más especulativo».

Para todo ello, los ayuntamientos, que tienen en este impuesto su segunda vía más importante de ingresos tras el IBI con cerca de 2.500 millones, tendrán seis meses para adecuar sus normativas al nuevo marco legal.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más