El hijo del oligarca ruso acusado de matar a su esposa y su hija asegura que su padre fue asesinado: «Papá no fue»

El hijo del oligarca ruso acusado de matar a su esposa y su hija asegura que su padre fue asesinado: «Papá no fue»

Sucesos La jubilación dorada del millonario ruso que acabó con tres cadáveres en su chalé en Lloret Rusia Dos magnates del gas rusos matan al mismo tiempo a sus familias en Lloret y en Moscú y se suicidan

Nueva hipótesis en el crimen de Lloret del Mar en el que el oligarca ruso Sergey Proteosenya presuntamente asesinó a hachazos a su mujer y a su hija y después se suicidó: el asesinato. Así lo ha asegurado el hijo de Protosenya al diario Daily Mail. El oligarca ruso acusado de masacrar a su esposa e hija adolescente antes de suicidarse fue asesinado, afirma su hijo.

Según la investigación Sergey Protosenya, de 55 años, ejecutó a a su mujer Natalya y a su hija María antes de suicidarse en un ataque de ira inusual mientras la familia disfrutaba de unas vacaciones de Pascua en la Costa Brava la semana pasada.

Sin embargo, su hijo Fedor afirma que su padre, que había sido vicepresidente de la importante empresa de gas rusa Novotek, «nunca podría dañar» a su esposa e hija y sugirió que los tres miembros de su familia fueron asesinados. «Mi padre no es un asesino», dijo Fedor Protosenya al Daily Mail.

Sergey Protosenya no dejó una nota de suicidio y no se encontraron huellas dactilares en las armas (un hacha y un cuchillo) utilizadas para el crimen. Tampoco había manchas de sangre en su cuerpo. De momento, la investigación se encuentra bajo secreto de sumario

Fedor, un estudiante universitario de 22 años, no estaba en la casa porque pasaba la Semana Santa en la casa familiar en Burdeos, Francia. En las declaraciones al Daily Mail, Fedor defiende a su padre diciendo: «Él amaba a mi madre y especialmente a María, mi hermana. Ella era su princesa. Él nunca podría hacer nada para dañarlas. No sé qué pasó esa noche, pero sé que mi papá no les hizo daño. No fue».

Fedor dijo que la policía le había dicho que no hablara del caso. Dio la voz de alarma cuando no pudo contactar a ninguno de sus familiares por teléfono el martes de la semana pasada. Los Mossos fueron a la villa y encontraron a Sergey Protosenya ahorcado en el patio y los cuerpos mutilados de su esposa Natalya, de 53 años, y María en el interior de la casa.

El jefe de los Mossos d’Esquadra, el comisario Josep Milán, declaró que las pruebas sugerían que las muertes fueron el resultado de un doble asesinato y suicidio con Protosenya como principal sospechoso. «Los investigadores se están enfocando en una persona que se suicidó y dos personas que fueron asesinadas en su casa, esto es lo que estamos viendo», explicó tras el hallazgo de los cuerpos.

Sin embargo, a la versión de su hijo se suma también la de un amigo de la familia, Anatoly Timoshenko, que al igual que Fedor, está convencido de que Sergey no lo hizo: «Sergey no lo hizo. Sergey no mató a su familia. Es imposible. No quiero hablar de lo que pudo haber sucedido en la casa esa noche, pero sé que Sergey no es un asesino».

La muerte del oligarca es el cuarto fallecimiento misterioso de ejecutivos de empresas de gas rusas y sus familias vinculados al círculo íntimo del presidente ruso, Vladimir Putin.

Solo unos días antes, el cuerpo de Vladislav Avayev fue encontrado en su ático de élite en Moscú junto a su esposa Yelena y su hija María de 13 años en otro aparente asesinato-suicidio.

Avayev, de 51 años, fue presidente de Gazprombank, un banco creado para trabajar para el gigante ruso del gas Gazprom, y también había sido funcionario del Kremlin.

En febrero, los cuerpos maltratados y masacrados de los altos ejecutivos de Gazprom, Alexander Tyulakov y Leonid Shulman, fueron encontrados en sus apartamentos de lujo en una urbanización de élite cerca de San Petersburgo.

El gigante ruso del gas natural Novatek, del que Protosenya había sido vicepresidente antes de jubilarse con una fortuna de 300 millones de libras, también puso en duda que pudiera haber sido responsable de los brutales asesinatos.

En un comunicado, Novatek dijo: «Sergey Protosenya se estableció como una persona sobresaliente y un maravilloso hombre de familia, un fuerte profesional que hizo una contribución considerable a la formación y desarrollo de la empresa. Lamentablemente, han surgido especulaciones en los medios sobre este tema, pero estamos convencidos de que estas especulaciones no guardan relación con la realidad».