El fiscal general de Venezuela califica de «victoria institucional» el memorando de entendimiento firmado con la Corte Penal Internacional

El fiscal general de Venezuela califica de «victoria institucional» el memorando de entendimiento firmado con la Corte Penal Internacional

El alto funcionario aseguró, sin embargo, que la fase de examen preliminar por parte de la CPI estuvo llena de irregularidades y podría tildarse de «debilidad jurídica extrema».

Tarek William Saab, fiscal general de Venezuela, calificó este jueves de «victoria para las instituciones democráticas venezolanas» el memorando de entendimiento firmado con la Corte Penal Internacional (CPI). El funcionario precisó que la investigación impulsada por ese organismo es una oportunidad que puede abrir las puertas para un acercamiento positivo entre la CPI y la justicia venezolana, a fin de garantizar un procedimiento justo para el país.

No obstante, aseguró Saab que la fase de examen preliminar por parte de esa corte estuvo llena de irregularidades, ya que el país no fue informado previamente sobre las denuncias en su contra, que nunca se presentaron ante ningún organismo nacional y fueron realizadas de manera anónima, sin expediente ni sustento. Todo eso, dijo, podría calificarse como de «una debilidad jurídica extrema«.

«Esta visita [del actual fiscal de la CPI, Karim Khan] rompe un silencio largo y al mismo tiempo diría yo ruidoso, porque el silencio era tendencioso en pro de una acción unilateral de la anterior fiscal, Fatou Bensouda, quien nunca nos respondió un solo informe de los ocho documentos, más de 3.000 páginas, entregados a su despacho», aseguró Saab en declaraciones a RT. 

Asimismo, informó que durante su gestión, 196 efectivos de los cuerpos de seguridad venezolanos han sido condenados por violaciones a los derechos humanos, incluyendo implicaciones en asesinatos ocurridos durante las protestas violentas del año 2017, que son el centro de las actuales acusaciones contra Venezuela ante el tribunal internacional. Según precisó, solo 19 % de los casos de violencia durante esas protestas son atribuibles a las autoridades del país.

«Fue una acción insurreccional, que lamentablemente ocurrió y que no excusamos para nada. Yo no excuso que por ese hecho se hayan cometido, por ejemplo, abusos, excesos policiales, violaciones a los derechos humanos, pero el contexto es ese. No podemos decir que fue en época de paz, no: lamentablemente, fue en medio de un embrión de guerra civil, durante los meses de abril, mayo, junio y julio de 2017″, afirmó Saab. A todo ello agregó que Venezuela tiene a mano toda la información, precisa y lista, para agilizar la investigación, y que luego de esto la imagen del Estado venezolano saldrá fortalecida.