El creador de ‘El juego del calamar’ revela que la serie pudo haber tenido un final diferente

El creador de ‘El juego del calamar’ revela que la serie pudo haber tenido un final diferente

Recientemente, Hwang Dong-hyuk confirmó que el drama tendrá una segunda temporada.

Hwang Dong-hyuk, creador de la exitosa serie de Netflix ‘El juego del calamar’, ha revelado que el drama, que narra la historia de 456 personas que eligen participar en una contienda mortal para tener la oportunidad de ganar una recompensa millonaria, pudo haber terminado de otra manera.

Durante una entrevista con Entertainment Weekly, el guionista surcoreano declaró que el final del noveno (y el último) episodio, donde el protagonista Seong Gi-hun, en el último momento, decide no subirse al avión que lo debía llevar a Los Ángeles para reunirse con su hija y se queda en Seúl con la aparente intención de desarmar la organización que está detrás del perverso juego, podría haber sido diferente. 

«En realidad, no podíamos decidir entre dos diferentes escenarios para el final,» reveló. «Había uno, el final alternativo, en el Gi-hun sube al avión y se marcha. Y luego, estaba, por supuesto, en el que se daba la vuelta y caminaba hacia la cámara».

Según Dong-hyuk, el equipo del proyecto se preguntaba constantemente si la decisión del concursante número 456, de encontrarse con su familia para buscar su propia felicidad, era correcta. «¿Es esa la forma correcta de plantear la cuestión o el mensaje que queríamos transmitir a través de la serie?», reflexionó.

Al final, los creadores de la serie llegaron a la conclusión que el mensaje que querían transmitir estaba incompleto si el personaje se marchaba. «La pregunta que queríamos responder —por qué el mundo ha llegado a lo que es ahora— solo puede responderse si Gi-hun regresa y camina hacia la cámara», concluyó el creador de la serie.

Este martes, Un portavoz de Netflix confirmó que el rodaje de la segunda temporada de la serie está siendo objeto de «negociaciones». Por su parte, Dong-hyuk declaró este lunes que «ha habido tanta presión, tanta demanda y tanto amor por una segunda temporada» que «casi no les dejan otra opción».

La serie de televisión surcoreana batió récords de audiencia en Netflix con 111 millones de visualizaciones tras su lanzamiento el pasado 17 de septiembre, convirtiéndose en el programa más visto de la historia de la plataforma en los primeros 28 días después de su estreno.