El Congreso de Perú aprueba la cuestión de confianza al Gabinete de Castillo

El Congreso de Perú aprueba la cuestión de confianza al Gabinete de Castillo

La jefa ministerial Mirtha Vásquez consiguió 68 votos a favor y 56 en contra.

Tras un intenso debate, el Congreso de Perú aprobó este jueves la cuestión de confianza para el segundo gabinete ministerial presentado por el presidente, Pedro Castillo.

El resultado fue de 68 votos a favor, 56 en contra y una abstención.

De esta manera, el Parlamento validó al equipo de Gobierno elegido por el mandatario y encabezado por la primera ministra, Mirtha Vásquez.

Si el gabinete, en funciones desde hace un mes, no conseguía el voto de confianza con mayoría simple entre los parlamentarios presentes, tendría que haber renunciado en pleno, de acuerdo a lo que dispone la Constitución del país.

«Necesitamos ponernos de acuerdo porque la gente allá afuera con su dolor está esperando que esta representación política, tanto en el Ejecutivo como el Legislativo, dé la talla para responder a un momento histórico sin precedentes«, dijo Vásquez en su intervención final, minutos antes de la votación.

Previamente, las alocuciones de los legisladores se dieron de manera dividida durante casi cuatro horas; el Congreso hizo una pausa de algo más de tres horas y retomó el debate hasta pasadas las 19:00.

Hubo votos a favor y en contra en la mayoría de las bancadas, inclusive la del partido gobernante Perú Libre, aunque la salida del criticado ministro del interior Luis Barranzuela acercó algunas posiciones para lograr una ajustada aprobación.

El debate de este jueves fue la continuación de la sesión iniciada el pasado 25 de octubre, que fue suspendida por la muerte la muerte del legislador Fernando Herrera Mamani, de Perú Libre.

Este segundo gabinete, que lidera Vásquez, fue presentado a menos de 100 días de que Castillo asumiera el poder.

El cambio se dio a principios de octubre. Tras la renuncia del presidente del Consejo de Ministros o primer ministro Guido Bellido, en el cargo desde julio, Castillo nombró para el puesto a Vásquez y reestructuró el Gabinete de ministros.

Entonces, el nuevo Gabinete debía recibir el voto de confianza en el Congreso. Antes de ingresar a la sede del Legislativo la mañana de este jueves, Vásquez, muy optimista, señaló que esperaba que el Parlamento tomara «la mejor decisión para el país pensando en la gobernabilidad».

La discusión se dio en un momento de máxima tensión por la reciente renuncia del exministro Barranzuela, tras el escándalo por una fiesta que violentaba las disposiciones anticovid. Ese hecho suma un traspié más para el Gobierno del izquierdista, que se ha caracterizado por su inestabilidad.

Este mismo jueves, el abogado Avelino Guillén fue juramentado por Castillo en lugar de Barranzuela, para dirigir la cartera de Interior, integrándose así al gabinete de Vásquez. En 2009, Guillén se desempeñó como fiscal del juicio al expresidente Alberto Fujimori.