El Barça reactiva el fichaje de Dani Alves: Xavi y Laporta ya se ponen de acuerdo

El Barça reactiva el fichaje de Dani Alves: Xavi y Laporta ya se ponen de acuerdo

Dani Alves vuelve a la órbita del Barça después de que su excompañero Xavi Hernández haya tomado el mando. El lateral brasileño es agente libre desde que se desvinculase del Sao Paulo el pasado mes de septiembre y se está dando tiempo hasta recalar en un nuevo equipo, hasta final de año. 



Sin embargo, los cantos de sirena de Barcelona le han convencido de volver al Camp Nou, algo que desde Brasil señalan que es el sueño de Alves antes de retirarse. La opción de que el lateral volviese ya sonó con Koeman en el banquillo para reforzar el lateral pero sobre todo el vestuario, aunque fueron las discrepancias en el seno de la directiva las que descartaron la operación.

Ahora que Xavi ha llegado para tomar el control del equipo, UOL asegura que la operación se ha reactivado a petición del míster que ya trabaja con Laporta para encajar las piezas. Sin embargo, todavía hay dudas en el Barça pese a considerar que la vuelta de un futbolista tan veterano sea positiva.

Dificultad para encajar tanto al lateral de 38 años en el equipo y en el sistema que quiere plantear el de Tarrasa como en las mermadas finanzas barcelonistas, hay varias ventajas que puede sacar el club. 

En lo puramente deportivo, refuerza un área como el lateral derecho que solo cubre Dest, quien tendría al mejor profesor posible para curitrse. También de cara al vestuario, la llegada de una leyenda ganadora como Alves se ve como una mentoría para un grupo lleno de jóvenes, perfecta para su desarrollo.


SportYou

«Dani Alves tendrá una reunión presencial esta semana con altos directivos del Barcelona para discutir la posibilidad de regresar al club en enero de 2022. Ambas partes están interesadas en un acercamiento, pero aún quedan por conocer los detalles de un posible acuerdo», reportan desde el medio brasileño.

La opción de volver al Barça ha hecho que Alves cambie su idea principal de quedarse en Brasil y que paralice todos sus contactos con equipos locales, incluidas sus negociaciones con el Fluminense. La intención de Alves parece clara, ahora toca ver si el Barça va en serio y si se consiguen entender.