La selección española de fútbol afronta en el Olímpico de Atenas la primera ‘final’ de las dos que afronta en este parón. El conjunto de Luis Enrique necesita ganar a Grecia para afrontar con relativa tranquilidad el partido contra la Suecia de Ibrahimovic, y no tiene margen para un despiste.